REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Santa Gutiérrez, fiscal departamental de Tarija, se refirió al caso del niño de 12 años que perdió la mano a causa de un accidente de tránsito provocado por un sujeto que estaba en estado de ebriedad, quien fue liberado luego de dar 1.000 bolivianos a la familia del menor afectado.

“El caso está en etapa preparatoria, pero se continúa con las investigaciones”, dijo Gutiérrez, a tiempo de recalcar que está pidiendo todos los informes a la fiscal del caso, para conocer los pasos investigativos que siguió la fiscal a cargo. No descarta iniciar una investigación, si esa autoridad jurisdiccional no siguió los pasos procesales correspondientes.

Según la fiscal Gutiérrez, José Luis Velásquez Fernández, ya está imputado por los delitos de lesiones graves, gravísimas en accidente de tránsito y conducción peligrosa, por lo que, tiene medidas sustitutivas a la detención preventiva, pero debe presentarse ante el Ministerio Público y no puede comunicarse con la familia del afectado.

El vehículo que conducía el procesado, era un camión marca Volvo que venía de la ciudad de Tarija a Bermejo, está retenido y en cuanto a los 1.000 bolivianos que supuestamente pagó el conductor a la familia del menor, la fiscal que lleva el caso habría asegurado que desconoce ese hecho.

“Que la familia no se sienta desprotegida, porque los vamos a defender. Si se necesita cambiar a la fiscal del caso y formar un equipo de fiscales para la investigación, lo vamos a hacer, y si la familia se siente afectada por el accionar de la fiscal, puede presentar una denuncia.”, recalcó la fiscal.

Deja un comentario