Reporte oficial:

Las lluvias e inundaciones en Bolivia han dejado desde noviembre hasta el momento al menos trece personas fallecidas y más de 9.000 familias entre afectadas y damnificadas, informó este domingo el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

(Agencias)

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, informó ayer que 60 de los 339 municipios del país están afectados por las intensas lluvias y que más de ocho mil familias sufrieron los efectos del periodo húmedo que azota a Bolivia, desde noviembre pasado.

Los departamentos más afectados por las lluvias son Santa Cruz y Cochabamba. En el caso de la región oriental, Calvimontes lamentó la situación de los municipios de San Julián, Okinawa, Cuatro Cañadas, y Pailón; mientras que en Cochabamba, el municipio de Cliza ha sufrido nuevos embates de ríos desbordados.

“Es urgente tomar medidas en estas regiones, estoy seguro de que el ministro Remy Gonzales habrá un informe, después del recorrido que está haciendo en la mañana”, dijo Calvimontes en relación a Santa Cruz.

Calvimontes precisó que al margen de las ocho mil familias afectadas, hay más de 1.000 familias damnificadas, que 450 viviendas están afectadas, de las cuales 80 son irrecuperables.

Sobre la producción afectada por las lluvias, unas 3.000 hectáreas de cultivos presentan afectaciones de consideración, de las cuales 1.000 registran pérdida total. También existen más de cinco mil cabezas de ganado afectadas.

El viceministro informó que el Gobierno desplegará un operativo aéreo para rescatar a 32 personas atrapadas en el municipio cruceño de San Julián en donde se han registrado inundaciones que impiden las acciones terrestres y lacustres.

“Hay en este momento cuatro comunidades del municipio de San Julián que están prácticamente incomunicadas. Hay necesidad de hacer una evacuación. Ya se ha planificado el vuelo de rescate, lo vamos a hacer en minutos más para rescatar a 32 personas que están atrapadas en cuatro lugares inaccesibles”, dijo en entrevista con medios estatales.

La cuantificación de los daños aún se encuentra en proceso, debido a la complejidad de la situación. El Gobierno ya ha puesto en marcha Plan Nacional de Emergencias 2021, que dispone de Bs 65,8 millones para atender emergencias. 

Este plan consiste, entre otras cosas, en movilizar a las Fuerzas Armadas para poder apoyar en forma inmediata a las personas damnificadas, ayudándolas a recuperar sus pertenencias materiales y animales, armar campamentos y dotarles de alimentos y vituallas.

También dijo que las lluvias continuarán en el mes de enero de 2022. Se prevé, de acuerdo con los datos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), precipitaciones considerables que ocasionarán más desbordes de ríos y generarán problemas en lugares que hasta el momento no registran inconvenientes por las lluvias.

Calvimones destacó la coordinación con los ocho de los nueve gobernadores de departamentos y admitió que el trabajo con la administración de Santa Cruz es débil.

Bolivia bajo lluvia

En varios departamentos del país se registra el aumento de las lluvias, situación que supera los índices normales de otros años, informó el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).

Por ejemplo en la ciudad de El Alto se registraron 151,1 milímetros de lluvias en los últimos días, cuando el índice normal de otros años en estas fechas era de 92,5 milímetros de precipitaciones, informó a Unitel el pronosticador del Senamhi Danilo Pomier.

En el caso de Oruro, hasta el momento se registraron precipitaciones cuantificadas en 285,3 milímetros, cuando lo normal era que llueva 44,2 milímetros, explicó.

En Cochabamba también se presentó un aumento considerable de la cantidad de lluvia caída. Se registraron 115,7 milímetros, cuando lo esperado era sólo de 75,7 milímetros.

En Sucre se tuvo la caída de 214,4 milímetros de lluvias, cuando lo normal para estas fechas era de 98,1 milímetros.

En el caso de La Paz, hasta el momento se tiene el registro de 98,2 milímetros de lluvias, indicó el pronosticador. Sin embargo, se prevé que las precipitaciones continúen.

Fallecidos

Las lluvias e inundaciones en Bolivia han dejado desde noviembre hasta el momento al menos trece personas fallecidas y más de 9.000 familias entre afectadas y damnificadas, informó este domingo el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

«Tenemos el reporte de trece personas fallecidas, tomando en cuenta las siete iniciales que perdieron la vida en el municipio de Mapiri» en el norte de La Paz el pasado noviembre, precisó Calvimontes en una entrevista con el canal estatal Bolivia TV.

Deja un comentario