Una estufa artesanal que funcionaba con GLP (Gas Licuado del Petróleo) provocó la muerte de un niño y dejó en terapia intensiva a los padres del menor y a una niña de dos años de edad. La tragedia familiar ocurrió en la ciudad de El Alto, informó ayer el jefe de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Daniel Choque.

“En el domicilio de la familia afectada se encontró una estufa rústica que se hallaba conectada a una garrafa de gas que se encontraba vacía, lo que hace presumir que (la estufa) fue la causante de este hecho (…) En este momento los padres se hallan en una situación crítica. Estos días son claves para la recuperación de esta familia que sufrió una intoxicación”, informó el jefe de Homicidios.

Asimismo, Choque señaló que el menor que perdió la vida tiene cuatro años y según la autopsia de ley, falleció a causa de una intoxicación por monóxido de carbono.

“La niña de dos años se halla internada en el Materno Infantil, el padre en el Hospital Agramont y la madre en el Hospital Obrero. Se conoce que la inhalación de este gas afecta a los pulmones y al sistema nervioso, esperemos que mejore la salud de la pareja y de la menor de edad”, acotó Choque.

Pero también no se descarta que la pareja haya consumido bebidas alcohólicas para luego quedarse profundamente dormidos. Ya que una de las sobrinas habría señalado a la policía que sus tíos asistieron a una kermese, día antes.  

RECOMENDACIÓN

Desde la Policía recomendaron a las familias de la ciudad de El Alto no hacer uso de estufas a gas licuado por la inseguridad que este representa, por su fabricación de manera artesanal.

“Las familias alteñas deben buscar otras maneras de calentar sus domicilios, ya que el uso de estufas artesanales sin un peligro. Además, cuando se hace uso de estufas, el inmueble debe tener una ventilación adecuada”, concluyó el funcionario policial.

Pero también recomendaron a la ciudadanía que las hornillas de la cocina a gas deben estar aseguradas y la garrafa cerrada, ya que la fuga de gas también provoca intoxicaciones y en el peor de los casos una explosión.

Deja un comentario