Via Gente

La colisión frontal entre un minibús de servicio público y un bus de la empresa Trans Copacabana provocó el deceso de tres personas y dejó heridas a otras siete. El accidente ocurrió ayer por la madrugada en la localidad de Chiñata, en el kilómetro 21 de la carretera que conecta a los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz.

De acuerdo con el director departamento de Tránsito, Transporte y Seguridad Vial de Cochabamba, Rensso Mercado, el accidente fue calificado como una colisión frontal por posible invasión de carril.

“(Ayer por la) madrugada, a la 01:15, aproximadamente, en la localidad de Chiñata se presentó un hecho de colisión frontal por posible invasión de carril. Lamentablemente, tres personas fallecieron y otras siete resultaron heridas. Los protagonistas del hecho son un bus de la empresa Trans Copacabana y un vehículo (minibús) de transporte público que se dirigía a la población de Villa Tunari”, detalló el jefe policial.

Asimismo, señaló que según las primeras investigaciones el accidente habría ocurrido a causa de las condiciones climatológicas, al exceso de velocidad y la imprudencia de uno de los conductores.

“Lamentablemente, el vehículo que se dirigía al trópico de Cochabamba habría invadido carril el carril contrario, eso según la información preliminar que hemos recibido. Además, ambos motorizados presentan daños materiales de consideración”, añadió Mercado.

Los heridos fueron evacuados a distintos centros médicos que se hallan en el municipio de Sacaba, mientras los fallecidos fueron trasladados a la morgue del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

Desde la Policía recomendaron a los conductores respetar las normas de tránsito y evitar exceder la velocidad en las carreteras interprovinciales e interdepartamentales. Además, anunciaron la realización de controles por las fiestas de fin de año.

TRAGEDIA FAMILIAR

La madre de uno de los heridos del accidente ocurrido en Chiñata, señaló que a su hijo Reynaldo Beltrán, que ahora se halla internado, le robaron una mochila que contenía cuatro mil bolivianos, dinero que estaba destinado a pagar las cuentas de curación de su esposo, quien se halla hospitalizado en el municipio de Punata, ya que también sufrió un accidente de tránsito hace un par de semanas.

“Mi hijo está internado en el Hospital México, donde ha llegado sin mochila. Él traía cuatro mil bolivianos para pagar la curación de mi esposo, ese dinero era prestado”, señaló la madre a la televisora Red Uno.

Deja un comentario