El excandidato a la alcaldía de Santa Cruz de la Sierra Roly Aguilera rechazó este lunes la denuncia en su contra por el desvío de recursos públicos en la gestión de Rubén Costas para su campaña a las elecciones subnacionales y calificó a la gestión del gobernador Fernando Camacho como “gestión fantasma”.

Aseguró que la gestión de Costas fue transparente no se tuvo “un solo escándalo” a comparación con la actual administración que –según dijo– “no hacen nada” y que es “una lástima”.

“Lo que hay es una gestión fantasma de quienes hoy no hacen nada, la Gobernación hoy es una lástima. No es con denuncia, no es con show, no es con conferencia de prensa, es con denuncia, es con investigación, es por los canales independientes”, sostuvo Aguilera a Unitel.

El secretario de Justicia de la Gobernación cruceña, Efraín Suárez, denunció un presunto desvío de la gestión de Costas de al menos Bs 700.000, que debían ser utilizados para la contención de pacientes con coronavirus, para impulsar la campaña de Aguilera para la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra.

Una gigantografía de la campaña de Aguilera fue presentada por el funcionario como prueba de la presunta irregularidad, sin embargo, según el excandidado a la comuna por Demócratas, fue donada por sus amigos que pasaron por la Academia de fútbol Tahuichi.

“No es mi culpa que yo tenga amigos y que los chicos que pasaron por la academia Tahuichi hayan querido apoyar; ellos pusieron la valla”, aseguró.

El Secretario de Justicia cruceño calificó este hecho como “gravísimo” y anunció que la denuncia interpuesta ante el Ministerio Público será por daño económico e incumplimiento de deberes.

Deja un comentario