Un cuarto funcionario de la Caja Nacional de Salud (CNS) de La Paz fue aprehendido este lunes por determinación de la Fiscalía tras haber sido vinculado en la investigación de los contratos “fantasma”.

Dentro del ente asegurador de Bolivia, se presume que se desempeñaba como encargado de la emisión de las boletas de pago y que debía verificar que entregaba la papeleta a la persona correspondiente y constatando sus datos.

Los delitos que pesan contra el funcionario son incumplimiento de deberes, legitimación de ganancias ilícitas y falsedad ideológica.

Además de este nuevo aprehendido, existen otros tres exfuncionarios de la CNS –entre ellos una mujer– que se encuentran con detención preventiva en diferentes cárceles.

Horas antes, el gerente general de la CNS, Herland Tejerina, informó que fueron detectados al menos 41 casos de presuntos contratos “fantasma”, los cuales, se encuentran en proceso de investigación interna.

La pasada semana se informó de nueve investigados tras desvelarse que dos víctimas denunciaron que sus nombres fueron utilizados para crear “ítems fantasma”.

Deja un comentario