(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

Nelson Aguilar, ex dirigente del Movimiento Al Socialismo en Tarija, expresó a El Andaluz que la victoria de Gabriel Boric frente al radical ultraderechista Kast es una buena noticia para el país y las relaciones internacionales con Chile, además de ser beneficioso para las izquierdas latinoamericanas.

“Saludamos la victoria de Boric que se ha impuesto con más del 50 por ciento, esto es un logro que merece la salutación de todas las izquierdas latinoamericanas creo que esto va cambiar el correlato en Americalatina, las políticas de este gobierno de izquierda son de inclusión a personas con discapacidad, el respeto a las mujeres impuestos a riquezas y una serie de situaciones que van a favor de sectores más deprimidos”.

En la perspectiva de Aguilar esto es muy importante y juntos se puede avanzar muchas cosas hacia el futuro, la victoria de un gobierno de izquierda es esperanza de avance encaminado a la cumbre de la democracia.

“Necesitamos una geopolítica integradora y no solo una visión como la que posee la derecha” dijo.

Aguilar expuso que los gobiernos de izquierda tienen otra forma de concepto, siempre buscan la colectividad, no empresarial que solo beneficia a algunos, “Si hubiera ganado Kast hubiera sido terrible” señaló el ex dirigente, porque se tendrá otro Bolsonaro al lado.

El exdirigente ve con mejores ojos que ha Michel Bachelet, porque el nuevo presidente de Chile es joven, tiene otra mirada, y se va mejorar la relación diplomática entre ambos países, incluso si su proceso es bien llevado podría ser mucho mas fuerte que el de Bolivia indicó.

“Esperemos se vuelva al ALBA (La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América)” dijo a tiempo de augurar que se tenga otra mirada económica a favor de los pueblos.

El izquierdista Gabriel Boric es el presidente electo de Chile.

Su rival, el derechista José Antonio Kast, concedió la derrota y aceptó el amplio triunfo de su rival, que consigue el mayor caudal de votos de un presidente desde el retorno de la democracia y se convertirá en el más joven de la historia.

«Seré el presidente de todos los chilenos y chilenas, no gobernaré solo entre cuatro paredes», dijo Boric en una llamada con el presidente saliente, Sebastián Piñera.

«Todos esperamos que tenga un buen gobierno para Chile», dijo Piñera.

Kast aceptó pronto la derrota al ver que la diferencia conforme se sumaba el escrutinio era ya irremontable.

«Acabo de hablar con @gabrielboric y lo he felicitado por su gran triunfo. Desde hoy es el Presidente electo de Chile y merece todo nuestro respeto y colaboración constructiva. Chile siempre está primero», escribió Kast en twitter.

Con más del 99,6% de las mesas escrutadas, Boric suma el 55,86% por el 44,14% de Kast, que fue el ganador en la primera vuelta el 21 de noviembre.

La ventaja es mayor de la esperada en unos polarizados comicios a dos años de un estallido social que abrió la puerta a la redacción de una nueva Constitución. Boric, a diferencia de Kast, ha respaldado el trabajo de la Convención Constituyente.

El abogado Kast, abierto defensor del régimen militar de Augusto Pinochet, ganó en la primera vuelta, pero fue derrotado por el exdirigente estudiantil de izquierda.

Boric no sólo es el presidente electo más joven de la historia de Chile sino el primero que remonta en el balotaje tras no haber ganado en la primera.

Tres hitos del triunfo de Boric

  • En marzo de 2022 con 36 años se convertirá en el presidente más joven de la historia de Chile
  • Desde que se implementó el sistema de doble vuelta, es el primero en remontar en el balotaje ya que Kast fue el más votado en la primera.
  • Con más de 4,2 millones de votos es el presidente con mayor caudal de apoyos desde el retorno de la democracia.

Desde la primera vuelta ambos candidatos había moderado posiciones, trataron de tender puentes hacia el centro ehicieron guiños a los miles de electores que en la primera instancia votaron por otros candidatos como el derechistamoderado Sebastián Sichel, la democratacristiana Yasna Provoste o el economista liberal Franco Parisi, entre otros.

Los resultados muestran que Boric fue más exitoso y que incluso llegó a movilizar a electores que se abstuvieron en la primera vuelta ya que hubo una participación más elevada que en la primera vuelta.

Pocos minutos después de que se declarara el triunfo de Boric, las calles del centro de Santiago y otras ciudades importantes chilenas se llenaron de adherentes tocando bocinas y flameando banderas chilenas y de la campaña del candidato izquierdista, informó Fernanda Paúl, enviada especial de BBC Mundo a Chile.

Deja un comentario