Continúan los riesgos a la salud

Los malos olores, los zancudos y malestares son algunas de las situaciones que tienen que vivir todos los días, las familias que viven en el barrio San Luis, más ahora que no se hizo ningún trabajo de mantenimiento en las lagunas de oxidación.

Osmar Arroyo/El Andaluz

La presidenta del barrio San Luis, Gabriela Panique, informó a El Andaluz que prácticamente su barrio esta en el olvido por parte de la Cooperativa de Servicio de Agua y Alcantarillado de Tarija (Cosaalt) y el resto de las autoridades.

Mencionó que pasaron varios meses desde que se realizaron inspecciones con concejales y diputados nacionales en las lagunas de oxidación, pero hasta la fecha no se ha iniciado con ningún trabajo para remediar los daños ambientales provocados en la zona con el proyecto fallido de mitigación de olores.

“Nadie ha podido hacer nada por nosotros”, expresó la presidenta del barrio San Luis.

Indicó que el proyecto de mitigación de olores generó daño en la zona y hasta la fecha no hay ningún movimiento para reparar esa situación.

Señaló que no hay ente que trabaja en el lugar en donde están plagados de zancudos más ahora que se incrementan los olores por las lluvias.

La dirigente reiteró que los olores se incrementan y que los vecinos están sufriendo todas las consecuencias del proyecto que debía remediar los problemas en la zona, pero más bien los agravó.

Por esta situación, dijo que hay enfermedades en personas que viven en la zona, dolor de cabeza, malestar estomacal entre otros.

Lamentó que Cosaalt no tenga presupuesto para realizar el mantenimiento de las lagunas de oxidación, pero si tenga presupuesto para incrementarse los sueldos.

No hay ninguna instancia que trate el tema de los zancudos en la zona y se van cada vez proliferándose.

Considera que las autoridades deberían estar atacando este tema, que es muy irritante para los vecinos que viven en San Luis.

“Están jugando con nuestra salud”; agregó la presidenta del barrio San Luis.

Recordó que hace más de un mes se anunciaba por parte del gobernador Oscar Montes, que Cosaalt, la Gobernación y la Alcaldía asumirían acciones en las lagunas de oxidación para verificar las condiciones en las que se encuentra y para remediar los daños ambientales que se pudieron haber ocasionado por la empresa que ejecutaba el proyecto de mitigación de olores, debido a que varios trabajos se dejaron a medidas.

Dijo que los vecinos del barrio se encuentran desorientados sobre el tema y no saben en realidad quién debe asumir las acciones en las lagunas de oxidación.

En una pasada entrevista, el concejal municipal Daniel López explicó para las Noticias de Tarija que no se pudo avanzar con la coordinación entre la Gobernación, la Alcaldía y Cosaalt, porque el Gobierno Departamental pretende que otras instancias hagan el trabajo que le corresponde.

Explicó si bien Cosaalt tenía la administración de las lagunas de oxidación, esta administración paso a la empresa que ejecutaba el proyecto de mitigación de olores y que ahora el tema tiene un problema en el ámbito judicial, por lo que ni la alcaldía, ni Cosaalt podrían intervenir las lagunas si no es con la participación del Gobierno Departamental, lo que no se dio hasta la fecha.

López dijo que se acude ahora ante el Viceministerio de Medio Ambiente para que se pueda exigir desde esa instancia a la Gobernación de Tarija a que cumplan con las medidas que se recomiendan en una auditoría ambiental que se realizó hace años atrás sobre las lagunas de oxidación.

Gabriela Panique remarcó que los vecinos del barrio San Luis no bajaron la guardia y están tratando de impulsar el proyecto de la macro Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, porque consideran que será la única solución para terminar con la contaminación de las lagunas de oxidación.

Indicó que atacando por ese lado, se podrá liberar de la contaminación al barrio San Luis sobre las aguas residuales, otras acciones consideran que son solo parches.

Esperan que en un cierto tiempo se pueda comenzar con la construcción de la macro planta.

Panique dijo que las lagunas de oxidación no están operando de manera regular, siendo que una de las cuatro lagunas no esta funcionando, porque la empresa que ejecutaba el proyecto de mitigación de olores, dreno los lodos de esa laguna a tanques flexibles, pero por la resolución de contrato es que se dejaron todos esos trabajos a medias.

Señaló que a pesar de esa situación Cosaalt continúa conectando a más barrios a las lagunas de oxidación para que echen sus aguas residuales.

Deja un comentario