Osmar Arroyo/El Andaluz

En Villa Montes declararon alerta amarilla por el río Pilcomayo y el cambio de curso de las aguas que podrían afectar a toda una comunidad del pueblo Weenhayek.

En pasados días el presidente de la Organización de Capitanías Weenhayek de Tarija (Orcaweta), Moisés Sapiranda reportó a El Andaluz que las aguas del río habían afectado el pasado domingo a tres comunidades indígenas, en una de ellas afectaron gran parte de dos viviendas.

El secretario de Desarrollo Productivo del Gobierno Regional en Villa Montes, Javier Crespo informó que en realidad no fue sólo un desborde de las aguas del Pilcomayo y que más bien estaría buscando cambiar el curso de sus aguas, lo que provocó que se humedeciera gran parte de la tierra en la orilla, haciendo que se desmorone entre 25 y 50 metros en algunas zonas.

“Se ha desmoronado el borde del río, se ha hecho un riachuelo”, expresó Crespo al señalar que el río estaría cambiando de curso.

El terreno ha colapsado en algunas partes de la ribera del río, porque sufriendo el desgaste pro las aguas.

Remarcó que es el propio río que rebalsó en algunos puntos por el nuevo curso que estaría buscando las aguas, lo que afecto a tres comunidades del pueblo WEenhayek el pasado domingo.

La comunidad de Circulación, Tres Pozos y Los Pozos resultaron afectados, según información del secretario de Desarrollo Productivo.

Señaló que realizaron el monitoreo para ver los niveles de las aguas del río, en la zona del Angosto, en el puente Uztares y en la parte del Territorio Comunitario de Origen (TCO) del pueblo Weenhayek.

Remarcó, que se elaboró un plan preventivo para esta clase de contingencias.

Se aplican protocolos y se declaró alerta amarilla, puesto que las aguas del Pilcomayo sobrepasaron el metro con 71 centímetros.

Crespo dio que las brigadas se dirigieron hasta las zonas afectadas por el río y reitero que las aguas destruyeron dos viviendas y una tercera se encuentra en riesgo.

Este fenómeno también afectó un potrero que tenía la comunidad indígena, en donde tenían vacas y otros animales. También cultivos y un depósito de agua que consiguieron con una Organización No Gubernamental (ONG) que se encontraba lejos del río, ahora se encuentra a unos cuantos metros y en riesgo.

En caso de que el río Pilcomayo enderece el curso de sus aguas, podría llegar a afectar más de la mitad de la comunidad Tres Pozos.

Mencionó que también se dio una alerta a Servicios Eléctricos de Tarija (Setar) porque las aguas también se llevaron algunos postes de luz,

Para que puedan tomar sus previsiones por el sistema de cableado.

Al momento dijo que se tiene en el relevamiento de datos a 22 familias afectadas, pero durante la jornada de ayer se volvió a hacer un relevamiento de los datos.

Ayuda

Para ayudar a las familias afectadas, dijo que primero se debe identifica run área para hacer el traslado de las familias afectadas. Algunos pudieron sacar marcos, vigas, de las viviendas destrozadas.

Señaló que se dispuso de una maquina gallinita y una volqueta para que ayuden al traslado de las familias y de las cosas que pudieron rescatar de sus viviendas.

Crespo explicó que son los afectados con la comunidad que deben identificar un lugar para su traslado.

Por lo pronto dijo que la maquinaria podría hacer un terraplén para evitar que las familias estén expuestas.

Con los materiales que pudieron recuperar de sus viviendas y con material que dispondrá el Gobierno Regional dijo que se construirán albergues termporales.

Aclaró que las medidas que se realizan en este momento son medidas preventivas, pero que posteriormente se debe tomar una decisión de la comunidad por el riesgo que existe si el río Pilcomayo cambia el curso de sus aguas.

Para una evacuación general de la comunidad, se tendría que declarar zona de desastre e involucrar a otras entidades para coadyuvar con el tema e identificar una zona más alta, que no afecte a las viviendas del pueblo Weenhayek durante las lluvias.

Tendría que intervenir el Gobierno Municipal, Defensa Civil y otras instancias en caso de hacer una evacuación de la comunidad.

Deja un comentario