Pfizer anunció los resultados finales de un estudio realizado a su antivirtal oral COVID-19 PAXLOVID, ratificando que recude significativamente el riesgo de hospitalización o muerte en un 89% en pacientes adultos de alto riesgo tratados dentro de los tres días del inicio de los síntomas.

El análisis evaluó los datos de 2.246 adultos. Las personas inscritas tenían un diagnóstico confirmado de infección leve a moderada por SARS-CoV-2 dentro de un período de cinco días y debían tener al menos una condición médica característica o subyacente asociada con un mayor riesgo.

Además del 89% de reducción de riesgo dentro de los primeros tres días de síntomas, el PAXLOVID redujo el riesgo de hospitalización o muerte en 88% con el tratamiento dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas, según el estudio.

“Esta noticia proporciona una mayor corroboración de que nuestro candidato a antivírico oral, si se autoriza o aprueba, podría tener un impacto significativo en la vida de muchos, ya que los datos respaldan aún más la eficacia de PAXLOVID para reducir la hospitalización y la muerte y muestran una disminución sustancial de la carga viral”, dijo Albert Bourla.

El tratamiento 

De autorizarse el antiviral, Pfizer explicó que PAXLOVID se administrará en una dosis de 300 mg (dos tabletas de 150 mg) de nirmatrelvir con una tableta de 100 mg de ritonavir.

La administración será de dos veces al día durante cinco días. 

Una caja contiene cinco blísteres de PAXLOVID, con comprimidos de nirmatrelvir coenvasados con comprimidos de ritonavir, que proporcionan todas las dosis necesarias para un curso de tratamiento completo de cinco días.
Según Pfizer, el PAXLOVID se podría recetar al primer signo de infección o al primer conocimiento de una exposición, lo que podría ayudar a los pacientes a evitar enfermedades graves.

Explicó que el nirmatrelvir, que se originó en los laboratorios Pfizer, está diseñado para bloquear la actividad de la proteasa SARS-CoV-2-3CL, una enzima que el coronavirus necesita para replicarse. La coadministración con una dosis baja de ritonavir ayuda a ralentizar el metabolismo, o la degradación.

Agregó que el nirmatrelvir ha mostrado una actividad antiviral in vitro constante contra las variantes de preocupación previamente identificadas (es decir, alfa, beta, delta, gamma, lambda y mu). 

Además, afirmó que el nirmatrelvir tiene potencial para mantener una sólida actividad antiviral contrala variante ómicron.

Deja un comentario