La dirigencia de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) acusa a al dirigente de la COB, Juan Carlos Huarachi, de prorrogarse en su mandato y le exige que convoque a un congreso para elegir a la nueva dirigencia. Además, le recordaron que en 2019 pidió la renuncia del expresidente Evo Morales y que pactó con el gobierno de Jeanine Áñez.

El dirigente campesino Omar Ramírez aseguró que el mandato de Huarachi concluyó y que ya debió convocar a un congreso, para elegir a la nueva directiva de la Central Obrera Boliviana (COB), parte de la base social del gobierno de Luis Arce.

Mediante resolución del Ministerio de Trabajo, en el gobierno de Áñez, se amplió el mandato de Huarachi.

“El señor Juan Carlos Huarachi ha concluido su gestión, de acuerdo a estatutos. Además, en 2019 ha terminado pidiendo la renuncia del expresidente Morales”, cuestionó Ramírez en una conferencia de prensa.

Ambos sectores, la COB y los campesinos, son parte de la estructura de respaldo del gobierno. Aunque lo negó en reiteradas ocasiones, Huarachi sostuvo antes de la dimisión de Morales: «Si (la renuncia de Evo Morales) es una acción y una medida para que el pueblo se pacifique, compañero Presidente le llamamos a la reflexión que asuma esta responsabilidad, si hay la necesidad de renunciar para pacificar al pueblo boliviano, desde la Central Obrera le decimos para pacificar al país».

Ramírez demandó la convocatoria inmediata de un congreso y acusó al dirigente cobista de haber pactado con Áñez, ahora en la cárcel por los casos Golpe de Estado I y II.

La Razón

Deja un comentario