Este hombre aparentemente fue cogoteado y le robaron tres garrafas, pues llego con estos elementos el pasado domingo a Tarija para comprar gas. Además, los responsables de la morgue, no publicaron la existencia de este cadáver en ningún medio de comunicación.

Figuraba como persona desaparecida

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un hombre de 34 años que había llegado de la comunidad de Cienega Frontera del municipio de Yunchara que se trasladó a la ciudad de Tarija por motivos de compra fue asesinado el pasado domingo 28 de noviembre y luego enterrado, pues quienes lo encontraron sin vida en la terminal nueva de buses no dieron a conocer, ni buscaron a sus familiares, lo que les generó indignación.

¡Queremos justicia para Carlos Torrez!, con lágrimas y mucho dolor la familia de este joven padre de seis hijos exigía justicia pues él fue asesinado en Tarija y sin notificar a la familia se procedió a su entierro de manera irregular.

“Dolidos por la situación que pasan en este mundo, vemos como nuestra gente del campo ha sido acribillados, atropellados, este señor venía de Ciénega Frontera, es un joven de 34 años que venía en el micro Moto Méndez, se quedó en El Campesino y pareciera que ha tomado un taxi sin rumbo, aún no sabemos, pero resulta que nuestro compañero resultó muerto en la Terminal de Buses”, dijo el asambleísta de Yunchará Juan Condori.

En este sentido, aseguró que no pueden sacar su cuerpo de ese cementerio, pues lo quieren llevar a la localidad donde él vivió. 

“La familia no sabía nada y dicen que estuvo en la morgue 2 o 3 días, pero no pusieron ningún comunicado, ahora resulta que el cuerpo ya estaba sepultado en un cementerio clandestino, queremos que esclarezcan cómo fue que lo sepultaron sin autorización de la familia, lo enterraron como si fuera un animal”, dijo el entrevistado.

Según la autoridad, seis menores se quedaron sin padre en un asesinato que aún no se esclarece y a esto se suma que la familia no pudo decidir sobre el cuerpo de su difunto.

“Uno se siente agobiado por esta situación porque no tenemos plata nos pueden hacer lo que quieran, nos pueden enterrar como a perros creo que esa no es la vía, deberían poner comunicados públicos para poder conocer, lamentamos que no haya ningún interés”, manifestó el asambleísta.

La esposa de Torres, Pascuala Tintilay aseveró que su esposo fue asesinado, por lo que exige justicia ya que este era el único que mantenía a esta familia.

“Lo encontraron muerto en la terminal nueva en un lote baldío, lo llevaron a la morgue, y nos dijeron que lo enterraron (…) Nosotros exigimos justicia”, dijo Tintilay.

Por su parte su madre, sumida en llanto y dolor por esta perdida, pidió ayuda a las autoridades a que le devuelvan el cuerpo de su hijo, quien llego a hacer compra de gas, pues tenía tres garrafas de gas, lo que no aparece hasta ahora.

“Mis nietos ahora necesitan víveres, porque mi nuera no trabaja, ella se quedó sola con seis hijos, porque mi hijo trabajaba en agricultura cavando papa, cosechando haba, y ahora es difícil que ella no va poder sola, ahora mi hijo falleció, no está, nos falta aceite, arroz, granos secos, leche, ayúdenos”, manifestó la mamá de la víctima.

Los delincuentes le habrían robado su billetera, una mochila, su celular, pues estos objetos no aparecen.

Deja un comentario