(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI) emitió alerta naranja en Tarija y otros departamentos a causa de las lluvias.

DEL 04 AL 06/12/2021: Departamento de Tarija (Cuenca Alta del Rio Guadalquivir): Río Guadalquivir, y afluentes secundarios ascensos de nivel con posibles desbordes para los poblados de: San Mateo, Monte Sur y zonas cercanas. Dicta el comunicado.

NARANJA Se declara cuando la tendencia ascendente de los niveles de ríos y la persistencia e intensidad de las lluvias, indican la posibilidad de presentar desborde de los ríos en las próximas horas. (Para el uso de navegación, esta alerta significa que es posible la navegación)

La concejal, Marcela Guerrero, apuntó que existen zonas en la ciudad que también son afectadas, como la zona del abasto o conocida como el Mercado Campesino, y expresó que la población debe ayudar en mantener limpias las bocas de tormenta, para evitar que basura impida que cumplan su trabajo.

Guerrero indicó que el presupuesto para la gestión de riesgos es muy bajo, apenas asciende un millón de bolivianos y no cuentan con maquinaria pertinente.

Según pronostico toda la semana se tendrá lluvias en el departamento, se pide precaución a la población.

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales de Cercado (FEJUVE), Alejandro Ramírez, indicó que los barrios periurbanos no son atendidos por el municipio de Tarija, esto presenta un problema para los vecinos porque el lodo impide el libre transito por lo que se perjudican en sus fuentes laborales.

Ante la subida de sueldos de la Cooperativa de Agua y Alcantarillado de Tarija (COSAALT) Ramírez lamentó que nunca pongan ni un peso para alcantarillado, no inviertan en los barrios, no tengan obras y se suban el sueldo por un trabajo deficiente.

“Parece que en Cosaalt se vive en el país de las maravillas” apuntó a tiempo de observar que se hicieron nuevos contratos y cuestionó favoritismo.

Fejuve mandó unas cuantas misivas para saber lo qué sucedió con las nuevas contrataciones, subida de sueldos y el saneamiento de la planta potabilizadora de agua de Alto SENAC.

Tarija dentro de las zonas más afectadas del país

Al menos 1.500 familias (entre afectadas y damnificadas) sufrieron daños en distintas regiones del país a causa de las lluvias y crecidas de ríos. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) declaró alerta naranja por el incremento en las precipitaciones, informó el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes. 

“Las 1.500 familias son entre damnificadas y afectadas (…). El Senamhi ha declarado alerta naranja en tres departamentos, del 4 al 6 de diciembre, en Potosí, Chuquisca y Tarija”, informó Calvimontes a Red Uno. 

Precisó que la diferencia entre las familias afectadas y damnificadas es que las primeras sufrieron de manera indirecta los efectos de las lluvias y que no requieren de momento ayuda humanitaria, en tanto que los damnificados por las lluvias precisan colaboración de las autoridades. 

“Las familias afectadas son aquellas que de forma indirecta han sufrido los embates de los desastres, pero que no tienen pérdidas significativas y que no requieren la asistencia humanitaria todavía; sin embargo, las damnificadas son aquellas que han sido afectadas de forma directa y que tenemos obligación a asistir”, apuntó el viceministro. 

Calvimontes agregó que al momento se cuenta con un presupuesto 60 millones de bolivianos disponibles para la atención de los afectados por las emergencias y desastres, por lo que los gastos están garantizados. 

Señaló que la Ley 602 de Gestión de Riesgos prevé en los tres niveles del Estado la atención por los desastres.

Deja un comentario