El cantante ecuatoriano Delfin Quishpe, que fue nominado por MTV Latinoamérica por sus apariciones en Youtube, ha sido sentenciado a cinco años de cárcel por tráfico de influencias. Conocido como Delfín hasta el fin, el artista que se hizo célebre en 2011 ha sido condenado por comprar con sobreprecio material médico durante la pandemia de covid-19 mientras era alcalde de Guamote, un municipio de la región andina ecuatoriana.

Quishpe asignó casi 100.000 dólares de los recursos públicos municipales para comprar guantes, mascarillas y desinfectante, entre otros productos, por encima de su precio. Es la tesis que sostuvo la Fiscalía durante el proceso judicial que comenzó en 2020 cuando llevaba poco más de un año en el cargo. Un tribunal de la provincia de Chimborazo se ha pronunciado ahora condenando al que fuera un reconocido youtuber, famoso por su canción Torres Gemelas en 2006, y a dos funcionarios municipales. Sobre él ya pesaba una prohibición de enajenación de bienes y de salida del país.

Los cinco años de prisión son la pena máxima para el delito de tráfico de influencias y, según la Fiscalía, se ha sustentado en “abundantes evidencias”, como 26 testimonios y peritajes que incluyen un informe de indicios de responsabilidad penal de la Contraloría por mal manejo de recursos públicos y la constatación de que los precios no concordaban con los de mercado para ese tipo de productos. La compra de esos productos estaba dirigida, según la tesis fiscal, a beneficiar a una sola persona.

El abogado de Quishpe argumentó en su momento que el contrato se asignó a ese proveedor porque los demás daban un plazo de 30 días para la entrega de los artículos relacionados con las medidas de bioseguridad contra el coronavirus. El que ganó el concurso, sostuvo, “entregó los insumos en forma inmediata para atender la emergencia del covid-19″. La defensa anunció que apelará la sentencia condenatoria y que pedirá la suspensión condicional de la pena, que le obliga además a pedir disculpas y a poner una placa en el municipio de Guamote contra los actos de corrupción.

Deja un comentario