Agencias

En respuesta a la emergencia sanitaria y con el objetivo de prevenir la violencia y brindar apoyo psico-emocional a la población boliviana afectada por la pandemia de COVID-19, desde abril del 2020 UNICEF habilitó la línea gratuita 800 11 3040 “Familia Segura”, cuyo objetivo es el de proveer un servicio especializado a las personas que lo necesitan, especialmente a los niños, niñas y adolescentes, en pos de prevenir la violencia y canalizar denuncias, así como contribuir a la respuesta inmediata y efectiva del sistema de protección, servicio que desde ahora estará también disponible en Tarija.

El asesor legal de la Secretaría Municipal de la Mujer, Familia y Poblaciones Vulnerables, Waldo Tarifa, explicó que gracias a las gestiones del alcalde Johnny Torres Terzo se firmará el día jueves 2 de diciembre un memorando de entendimiento con UNICEF para poner a disposición de la población la línea telefónica Familia Segura, que vendrá a fortalecer los programas de apoyo al entorno familiar que ejecuta el Gobierno Municipal de Tarija.

El objetivo del servicio de Familia Segura es mitigar el impacto del COVID–19 en la salud mental y reducir el riesgo de violencia contra niños, niñas y mujeres. También favorecer la articulación con otros servicios de niñez, adolescencia y mujer, facilitando espacios de información, intervención grupal con diferentes sectores y generando conocimiento y evidencia para incidir en la política pública en salud mental y prevención de violencia.

Virginia Pérez, representante de UNICEF en Bolivia, agregó que debido a la pandemia se ha generado dentro de las familias estrés, ansiedad, miedo, incertidumbre, lo que ha conllevado a que las relaciones en casa, el trato y el comportamiento, se haya tornado muy tenso, por lo que el número gratuito constituye en un apoyo donde cualquier persona podrá encontrar una escucha empática.

Deja un comentario