Camacho observaba desde su automóvil

Cuando Luis Fernando Camacho, gobernador de Santa Cruz, bajaba de su vehículo frente al restaurante El Marques, ubicado en la plaza principal de Tarija, para dar una conferencia de prensa, un huevo lanzado con pericia llegó a su cabeza.

En ese momento retornó a su vehículo y partió de inmediato, un grupo de persona vitoreaba asesino, asesino.

Distintos periodistas de varios medios de comunicación capturaron el momento.

Deja un comentario