El ahora ex fiscal Wilson Tito dijo textualmente que el caso Mariscal tiene muchos intereses, por lo que espera que la nueva funcionaria, Sandra Gutiérrez, quien asumirá su cargo no cierre el caso, caso contrario la imagen del Ministerio Público se caería abajo.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Wilson Tito, ex fiscal departamental de Tarija, quien renunció a su cargo, aseguro que el motivo es por presiones políticas, por lo cual aseguró que a partir de ahora no callara nada para esclarecer el caso Cristian Mariscal, el cual aseguró saber mucho ya que este había empezado  hace 8 años con la investigación y reactivación del caso este año.

Tito, dijo en conferencia de prensa que renuncia a su cargo como fiscal departamental de Tarija, y con mucha emoción aseguró que si bien le costó mucho trabajo devolverle la credibilidad lo logró y deja la institución fortalecida; por otra parte, ha señalado que ahora se sumará al equipo para poder esclarecer el caso del periodista desaparecido Cristian Mariscal.

“Soy la persona que ha iniciado el caso Mariscal hace ocho años atrás, me parece paradójico que ahora me tenga que ir, tenga una obligación de dimitir el cargo, tengo las esperanzas que este caso se pueda esclarecer. Ahora voy a poder hablar del caso Mariscal con total libertad, me voy a sumar al equipo”, manifestó Tito.

A la vez aseveró que no venderá su dignidad, más al contrario se saldrá por la puerta grande a pesar de que “a políticos” no les haya gustado su actuar.

“Me voy con mucho orgullo porque saben en qué situación estaba esta Fiscalía, con su autoridad en paños menores, en estado de ebriedad, con procesos de corrupción, me ha costado mucho devolverle la credibilidad, y la dejo fortalecida”, dijo Tito.

Para finalizar aclaró que, el motivo de renuncia se debió a su necesidad de transparencia por sobre la política, pues ha lamentado que “arrimados” al Movimiento Al Socialismo (MAS) no les gustó que no haya aceptado (por falta de peso de normativas) las denuncias en contra del presidente del Comité Cívico de Tarija y autoridades.

Ya van a ser 8 años, y aun Mariscal no aparece

Cristian Mariscal fue visto por última vez la noche del 19 de enero de 2014 en la casa de su expareja, Gabriela Torrez Arauz. Posteriormente, tras un largo proceso de investigación y peritaje de manchas de sangre descubiertas en el domicilio y una extraña contaminación de la supuesta evidencia, el caso fue sobreseído en 2020.

Finalmente, esta gestión se abrió una nueva causa tipificando el hecho como presunto homicidio, aunque el fiscal Tito aclaró que esta tipificación puede ser modificada dependiendo de los elementos que se establezcan durante el proceso investigativo.

Deja un comentario