Agentes de la Policía aprehendieron a una mujer acusada de haber provocado quemaduras de segundo grado en gran parte del cuerpo de su hijo de nueve años, a quien le roció con alcohol y le prendió fuego como castigo, porque supuestamente el menor de edad no dobló su ropa. El hecho, calificado como infanticidio en grado de tentativa, ocurrió en proximidades de la plaza Murillo de la ciudad de La Paz

De acuerdo con Esteban Mena, funcionaria de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de la Alcaldía de La Paz, el 28% del cuerpo del menor fue afectado. “La madre roció a su hijo con alcohol porque, según ella, no dobló su ropa. (El niño) tiene quemaduras de segundo grado en el 28 por ciento de su cuerpo”, explicó la funcionaria.

Según Mena, no es primer acto de violencia que la mujer ejerce contra su hijo. Tras la verificación de los antecedentes de la agresora se supo que hace unas semanas salió de la cárcel y se le había quitado la custodia del menor de edad.

El infante acabó con 35 días de impedimento médico legal y se encuentra internado en un hospital. La Defensoría adelantó que el niño recibirá terapias psicológicas, incluso ya fue valorado.

Ahora solicitan que la agresora sea procesada por el delito de infanticidio en el grado de tentativa. “Existen elementos que han sido presentados al Ministerio Público para que fundamente la aprehensión de la acusada”, señaló.

Además de las investigaciones que pesan en su contra por tentativa de infanticidio, la mujer deberá responder por otras denuncias de violencia familiar.

La denunciada espera en celdas policiales la realización de su audiencia de medida cautelares.

Deja un comentario