El presidente Luis Arce se sumó la mañana de este lunes nuevamente a la marcha liderada por el expresidente Evo Morales en defensa del Gobierno, que llega a la ciudad de La Paz después de siete días de caminata, y afirmó que esta movilización es una llamada de atención a la derecha.

“El pueblo quiere tranquilidad y paz, quiere que se respete la democracia y el voto emitido en las urnas y esta es una llamada de atención a la derecha de que con el pueblo no se juega, hay un voto que tiene que respetar”, dijo Arce en un breve contacto con el canal estatal.

Mientras, el vicepresidente David Choquehuanca, que también volvió a sumarse a la movilización, “el pueblo busca respeto, respeto a las autoridades democráticamente elegidas, respeto a la Constitución Política del Estado, respeto a nuestra soberanía, respecto a nuestros símbolos patrios y respeto al pueblo boliviano”, señaló Choquehuanca.

Deja un comentario