Agencias

La intensa lluvia que cayó sobre la capital tarijeña la tarde del martes 23 que se prolongó hasta la noche, generó una serie de inconvenientes, como la caída de árboles, inundaciones y cortes de energía eléctrica. En ese sentido a través de una conferencia de prensa el  director de Obras públicas del municipio, Marcelo Zenteno, informó que, todas las emergencias reportadas fueron subsanadas de manera inmediata por personal de la Alcaldía.

Zenteno aseveró que, solo se registraron daños materiales, los cuales fueron atendidos por la Dirección de Obras Públicas, Unidad de Gestión de Riesgos y la Unidad de bomberos de la Policía y voluntarios. Alrededor de 10 barrios de la ciudad reportaron inundaciones y caída de árboles.

“Tenemos el reporte de la caída de 7 árboles en diferentes zonas de la ciudad, como así también inundaciones en algunas calles que debido al taponamiento de las boca de tormenta se acumuló el agua que generó el anegamiento de algunas viviendas, es por eso que pedimos a la gente que no tire la basura en la calle, porque como resultado tenemos estos problemas, pese a que de manera constante limpiamos las boca de tormenta”, dijo Zenteno.

De igual manera esta autoridad municipal, indicó que, para atender emergencias ocasionadas por fenómenos naturales, la dirección de Obras Públicas tiene a disposición de la población un equipo de 150 personas, quienes junto al personal de la Unidad de Gestión de Riesgos, están predispuestos para reaccionar de manera inmediata.

“Se desplegó a todo el personal de emergencia, es por eso que de forma oportuna se retiraron los árboles caídos, se destapó las boca tormentas taponeadas, donde hubo inundaciones llevaos motobombas para el retiro del agua, es así que hasta el mediodía del miércoles logramos limpiar toda la maleza y ramas que dejo la lluvia”, declaró Zenteno.

Al mismo tiempo Zenteno acotó que, a través de la Dirección de ornato público, se está realizando la evaluación del estado de varios árboles de la ciudad que por su antigüedad son propensos a caer en cualquier momento, lo que ocasionaría problemas similares a los registrados en la víspera.

“Hay árboles que representan un peligro para la población, porque al ser de gran envergadura y al haber cumplido su ciclo de vida pueden caer en cualquier momento, entonces estos árboles deberían ser retirados, por día nosotros recibimos mensualmente 180 solicitudes para el retiro de árboles que ya cumplieron su vida útil, pero ahí tenemos problemas con algunos activistas ambientales que se oponen al retiro de árboles”, explico Zenteno.

Deja un comentario