El secretario para la pastoral de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Ben Hur Soto, consideró este jueves que se busca acallar a la Iglesia Católica con el artefacto explosivo que se hizo detonar en la puerta de su edificio, ubicado en pleno centro de la ciudad de La Paz.

“Es evidente (que este atentado) es seguramente para amedrentar o para acallar a la Iglesia, no sabemos en realidad, es una interpretación que hacemos, pero nosotros vamos a seguir con nuestra posición de defender la vida, de defender a las personas, de defender la dignidad de las personas”, dijo

En la madrugada del miércoles detonó un artefacto en la puerta del edificio del episcopado boliviano y, según imágenes captadas por una cámara de seguridad, una persona, cubierta presuntamente con un traje de bioseguridad, dejó el explosivo.

El caso ya fue denunciado a la Policía y el representante de la Conferencia Episcopal espera que este hecho se esclarezca y no quede en la impunidad.

“Estamos preocupados, estamos en alerta, sobre todo pidiendo a nuestros fieles católicos que se pongan en oración para que estos acontecimientos no sucedan y llamamos a la reflexión a aquellas personas que están acostumbradas a violentar; la violencia solo genera violencia y no da solución a nada”, agregó el sacerdote en una entrevista con Unitel.

Durante los últimos tres meses se registraron tres explosiones en distintos sectores de la ciudad de La Paz.

El primer hecho se produjo en cercanías de la Alcaldía el 5 de septiembre, el segundo caso ocurrió cerca del mercado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) el 7 de octubre y ayer en la puerta del edificio de la CEB.

Deja un comentario