Osmar Arroyo/El Andaluz  

Después de siete días de huelga de hambre por asambleístas departamentales y bloqueos en el Chaco, ayer se logró un acuerdo entre el Gobierno Autónomo Departamental de Tarija y el Gobierno Autónomo Regional del Gran Chaco sobre los recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) que reclama la Región Autónoma y la conciliación de cuentas.

El diálogo se realizó ayer en la ciudad de Cochabamba, con la mediación del ministro de Economía y Finanzas, Marcelo Montenegro y el ministro de Justicia, Iván Lima.

En el diálogo se establecieron las bases de cómo se llevará a cabo la conciliación de cuentas entre la Gobernación y el Gobierno Regional, que contará con la participación de los dos ministros.

Se conformará una mesa de conciliación financiera y una mesa jurídica sobre el IDH.

El ministro de Justicia destacó la voluntad para dialogar por parte de ambas autoridades que decidieron ir por la vía de la conciliación.

El ministro Marcelo Montenegro dio que se sentaron las bases para la conciliación de cuentas entre ambas entidades.

Tanto el gobernador de Tarija, Oscar Montes, como el ejecutivo del Gobierno Regional, José Luis Abrego agradecieron la mediación de los dos ministros para que se pueda llegar a un acuerdo para la conciliación de cuentas.

Abrego indicó que también se hizo llegar al gobernador de Tarija documentación sobre el IDH para el Chaco.

El Gobierno Regional exige que se transfiera el 45 por ciento del IDH departamental al Chaco, asegurando que esta establecida de esa manera en la normativa vigente.

De manera contraria, el gobernador Montes en varias oportunidades aseguró que no hay una normativa que obligue a que se transfiera recursos del IDH al Chaco.

El tema generó un debate a nivel departamental, debido a que el resto de las provincias se pronunciaron en contra de la posición del Chaco, señalando que es injusto el pedido del Chaco y que los recursos del IDH deberían distribuirse de manera equitativa para las provincias productoras y no productoras de gas.

El Gobierno Departamental no incluyó en el Plan Operativo Anual 2022 (POA) la transferencia de recursos del IDH para el Chaco, motivo que los llevo a iniciar una serie de acciones para exigir que se incluya en el POA esos recursos.

El conflicto se agudizó cuando la semana pasada se agendó en la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT) el tratamiento del proyecto de Ley presentado por el asambleísta Tito Gareca para la distribución del IDH.

Acuerdo

En el acuerdo se establecen tres puntos.

1.- Realizar una conciliación entre ambos Gobierno Autónomos con la participación del MEFP y el MJyTl, sobre los recursos de Regalías, IDH y de Fideicomisos, de diciembre de la gestión 2009 a la fecha. La mencionada conciliación se realizará en la ciudad de La Paz, del 29 de noviembre al 2 de diciembre de 2021 en el MEFP. Los resultados de dicha conciliación serán refrendados por las autoridades de ambias Entidades Territoriales Autónomas a través de un Convenio Intergubernativo, donde se establecerán plazos y medidas de cumplimiento obligatorio, la conciliación considerará el Acta de Conciliación suscrita en la gestión 2009.

2.- Se instalará una mesa legal, para evaluar la normativa relacionada a la transferencia del 45% del IDH a favor del GARCH, del 29 de noviembre al 2 de diciembre de 2021 a cargo del MJyTI.

3.- Se realicen los ajustes correspondientes en los presupuestos institucionales de los Gobiernos Autónomos Departamental de Tarija y Regional del Chaco de la gestión 2022, con relación al punto 1 y 2 del presente acuerdo, en el marco de la normativa vigente.

Medidas de presión en cuarto intermedio

Los asambleístas departamentales que representan al Chaco que llevaron adelante una huelga de hambre, levantaron la medida, pero aclararon que se trata sólo de un cuarto intermedio y si no se cumplen con los plazos establecidos en el acuerdo para la conciliación, se volverán a retomar las movilizaciones.

El asambleísta departamental, Weimar Peñaloza indicó que hay plazos con los que se deben cumplir.

Saludo el acuerdo alcanzado, pero remarcó que permanecerán en estado de emergencia hasta conseguir que se asigne en el POA 2022 el 45% del IDH para el Chaco.

“Nosotros como asambleístas todavía tenemos un traguito amargo (…) por la salud institucional, por la salud política del departamento suspendemos la medida en cuarto intermedio”, expresó.

Indicó que esperan que hasta el 2 de diciembre se inserte en el POA el 45% del IDH para el Chaco, en caso de que no se cumplan con los plazos reiteró, que se continuarán con las medidas de presión.

Por su parte, la asambleísta departamental, Zaida Laura agradeció a los residentes chaqueños que viven en Tarija por el apoyo a la medida de presión.

Mencionó, que hay asambleístas que representan al Chaco y que no asumieron la huelga de hambre, ellos tendrán que responder ante la Región Autónoma del Chaco.

Deja un comentario