REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Al menos cinco zonas y varias viviendas se vieron afectadas por la lluvia que cayó desde ayer en la tarde en la ciudad, por lo que los bomberos de la Policía se apersonaron a estos lugares con sus equipos de cisterna y motores de bomba de agua para ayudar a las familias que sufrieron el fenómeno natural.

Según indicó Álvaro Maraz, jefe departamental de los bomberos de la Policía boliviana, al menos cinco zonas de la ciudad se vieron afectadas por las lluvias, debido a las anegaciones que se produjeron en las calles, por lo que varias viviendas quedaron inundadas, afectando a familias que tenían a niños e incluso bebes.

Uno de ellos fue el barrio 1ro de mayo, donde una mujer que es madre soltera pidió ayuda para poder sobrevivir por la pérdida de sus alimentos y cosas que tuvo por consecuencia de la lluvia, ya que el nivel de agua llegó a dos metros.

“Vivo como inquilina en esta casa, en la tarde empezó a llover, el agua llevo a mi habitación, ahora con mis dos bebes nos trasladaremos al cuarto de mis hijos (…) Espero que nos ayuden los bomberos”, dijo la mujer afectada.

Asimismo, Maraz aseveró que atendieron cinco zonas e incluso el centro de la ciudad, donde varios motorizados quedaron varados a consecuencias de las riadas que se provocaron en las calles y avenidas.

“Estamos con 12 efectivos, el personal grupo alfa, es que se va continuar para ayudar a toda la población se espera una larga noche”, comentó el bombero policía.

Deja un comentario