El sospechoso tras no lograr su cometido se dio a la fuga, pero se llevó celular de la víctima, quien se encuentra emocionalmente mal.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

En la comunidad de Yaguacua del municipio de Yacuiba el pasado domingo a la medianoche, una mujer de 30 años sufrió un asalto por un sujeto, quien intentó violarla y matarla, por lo que la víctima se resistió y escapó del sindicado, quien se llevó el celular de la mujer quien fue a denuncia el hecho a la Policía en compañía de sus familiares.

De acuerdo con lo informado por fuentes policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), se conoció que el pasado domingo a la medianoche, donde una mujer resultó dañada emocionalmente tras ser atacada por un sujeto que la a atacó en una calle oscura de la comunidad, al momento que la misma volvía a su casa tras visitar a un familiar.

“La víctima es interceptado por el sindicado y lo sustrae con fuerza su teléfono celular, posteriormente lo tira al suelo y este se encima sobre la victima agarrándole del cuello, los senos he intentado besar, inmediatamente la victima lo indica que no lo haga nada y que iba a colaborar”, según indica el testimonio de la afectada.

En un momento cuando el sindicado empezaba a desabrocharse el pantalón, la víctima vio el momento oportuno para empujar al sindicado al suelo, por lo que corrió hacia a su casa que estaba a unos metros y pidió auxilio a su familia, por lo que el sindicado al tener el celular de la víctima, se dio a la fuga con sentido desconocido.

En ese momento los familiares de la víctima salieron al lugar para buscar al sindicado con el fin de darle una paliza para luego entregarle a la Policía, quienes también se dirigieron al lugar e iniciaron los rastrillajes por el lugar y aledaños; empero no encontraron al responsable quien ya está identificado, pero está prófugo.

La afectada lo poco que contó, dijo que en un momento al resistirse el sindicado le quiso estrangular con sus manos, por lo que se sospecha que este individuo tendría este modus operandi para atacar a sus víctimas, quienes pidieron garantías a la Policía, pues sus vidas estarían corriendo peligro.

El daño en la víctima

La violación puede vivirse de manera brusca o continuada y genera muchísimo terror y miedo por sufrir un grave daño físico o incluso la muerte. Además, produce sensaciones de desesperanza, impotencia e indefensión en cuanto a la incapacidad para escaparse o evitar la agresión.

La situación emocional que vive una víctima de violación es de tanta vulnerabilidad que las capacidades psicológicas que normalmente se tienen para afrontar situaciones difíciles quedan totalmente incapacitadas.

Deja un comentario