El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, presentó el “Foro de Biocombustibles”, que se desarrollará el 3 de diciembre en la ciudad de Santa Cruz, en el que se socializará el Programa de Sustitución de Importaciones de Diésel Oil, que contempla los proyectos de Biodiésel de tecnologías FAME y Diésel Renovable (HVO), que apunta a la producción de carburantes amigables con el medio ambiente. Este evento permitirá identificar las potencialidades de Bolivia para fabricar esos combustibles y así reducir la importación de los mismos, lo que permitirá al Estado ahorrar en los gastos de subvención.

“El objetivo del foro es congregar a especialistas del mundo para identificar las potencialidades que tiene nuestro país también en materia agrícola porque aquí vamos a articular a otros sectores como pequeños, medianos y grandes productores, organizaciones como la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) y otras, con el objetivo de avanzar en este programa”, explicó el ministro.

La autoridad indicó que este evento generará un espacio de análisis y debate respecto a desafíos que se presentan para llevar adelante el programa de biocombustibles en Bolivia, dar a conocer las oportunidades de este programa a los sectores productivos, socializar las iniciativas que puedan formar parte de la provisión de materias primas por los sectores agrícolas y agroindustriales y revisar experiencias, lecciones aprendidas y buenas prácticas en la introducción de biocombustibles en otros países.

La cadena productiva para el diésel renovable ha crecido en el mundo en los últimos cinco años más del 600%, según un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU). En ese marco, Molina afirmó que Bolivia cuenta con una estrategia para avanzar hacia el cambio de la matriz energética que apunta a disminuir el uso de combustibles fósiles mediante fuentes alternativas que reducen la contaminación ambiental.

“Desde 2018, Bolivia incorporó leyes a su marco regulativo que viabilizan el uso de biocombustibles. Ese año hemos iniciado con el programa del uso del etanol en la gasolina, que se usa para la mezcla en un 8%, 10% y 12%. Ahora, el gobierno nacional, a través del Ministerio de Hidrocarburos y Energías, promueve el programa de Diésel Renovable y Biodiésel FAME. Este combustible reemplaza en 100% al diésel convencional que proviene del crudo”, detalló el titular de esta cartera estatal.

En esa línea, indicó que el Gobierno prevé construir en el departamento de Santa Cruz una Planta de Diésel Renovable con capacidad de producción de aproximadamente 9.000 barriles por día (bpd). Esta industria requerirá unas 450.000 toneladas de materias primas por año, como la soya, jatropha, el totaí, el cusi y otros cultivos de las cuales se obtienen aceites vegetales de segunda generación que no son para el consumo humano.  Asimismo, para dicha producción se consideran los aceites usados de cocina y grasas animales.

Dicho programa permitirá diversificar la matriz energética y facilitará la transición hacia energías más limpias, contribuyendo así a la descarbonización en el marco de los compromisos internacionales asumidos por Bolivia en el Acuerdo de París y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP 26).

“A través de diversas leyes que hemos implementado —como la N° 1098 o los decretos supremos N° 4477 de Generación Distribuida y N° 4539 que promueve el uso de la electromovilidad—, Bolivia se constituye en uno de los países que lidera la conservación del medio ambiente a la vez que garantiza su soberanía energética. El Programa de Sustitución de Importaciones de Diésel Oil impulsará la reactivación económica del país y la generación de empleo”, concluyó Molina. 

Beneficios del programa de biocombustibles:

●             Sustitución de importaciones de Diésel Oíl y reducción de la subvención por combustibles fósiles.

●             Iniciativa que permitirá la reactivación económica y la generación de nuevos empleos para diferentes sectores económicos en nuestro país.

●             Desarrollo integral y economía circular.

●             Diversificación de las materias primas: aceites vegetales provenientes de cultivos agrícolas y perenes, aceites fritos reutilizables y grasas animales.

●             Reducir el consumo de un combustible fósil lo que representa menores emisiones de gases de efecto invernadero para el medio ambiente.

●             Contribución al cambio de la matriz energética.

●             Mejor calidad de combustible y combustión.

Deja un comentario