Osmar Arroyo/El Andaluz

El sector del transporte viene exigiendo a las autoridades de Villa Montes desde inicio de gestión que se pueda dar continuidad al proyecto caminero que esta paralizado desde el 2018, el asfaltado del tramo Isiri-La Central.

El secretario ejecutivo de la Federación del Autotransporte 15 de Abril de Tarija, Gabriel Pérez informó a El Andaluz que la ejecutiva Seccional de Desarrollo de Villa Montes, Karen Sánchez solicitó un mes de plazo al sector, plazo que se cumple este miércoles 17 de noviembre.

Hasta este miércoles la autoridad de Villa Montes debe hacer conocer al transporte y a la población chaqueña la decisión que tomará para dar continuidad al proyecto.

La intención de Sánchez es que a través de un fideicomiso la empresa que está a cargo de la obra pueda dar continuidad a los trabajos hasta concluir con el proyecto, pero eso dependerá también de la empresa.

El proyecto caminero se paralizó desde el 2018 a la fecha, debido planillas pendientes de pago desde el 2017.

En caso de que la empresa decida no continuar con los trabajos, la segunda alternativa es que el tramo se transfiera a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) para que desde el nivel central se hagan cargo de la conclusión del proyecto de asfaltado.

Pérez indicó que se tiene pendiente ese tema con la ejecutiva de Villa Montes y que mañana miércoles debe hacer conocer la decisión para que se pueda reactivar la obra nuevamente.

Debe presentar un informe sobre el tramo Isiri-La Central para saber quién se hará cargo del proyecto y comenzar nuevamente con los trabajos.

Mientras se toma una decisión, es la autoridad de Villa Montes quién debe hacerse cargo del mantenimiento del tramo de 30 kilómetros, tomando en cuenta que ya inicio la temporada de lluvias en el departamento y la carretera se encontraba en malas condiciones.

Deuda con la empresa

Son 35 millones de bolivianos que se adeudaban a la empresa constructora a cargo del proyecto caminero que fue paralizado desde el 2018.

Pérez en una anterior entrevista informó que las anteriores autoridades gestionaron ante el gobierno nacional un fideicomiso con el que se pagaría la deuda a la empresa.

Ese fideicomiso llegó a inicios de la gestión de las nuevas autoridades y se informó desde el transporte que se habría comenzado a pagar la deuda a la empresa constructora.

 Inicialmente se habría cancelado 16 millones de bolivianos, pero se tenía previsto un segundo pago de 17 millones de bolivianos para saldar la deuda.

Desde el transporte y el Comité Cívico se planteó dar continuidad al proyecto a través de la transferencia del tramo a la ABC.

Para ello, primero se debía cancelar la deuda de las planillas pendientes y luego proceder a rescindir el contrato con la empresa de manera consensuada para iniciar con el trámite de transferencia del tramo.

El tramo esta dentro de la Red Vial Fundamental (RVF) de competencia del nivel central del Estado, pero mediante un convenio en la gestión del exgobernador Lino Condori se transfirió la competencia para que desde Villa Montes se ejecute el proyecto.

Ahora no se cuentan con los recursos económicos necesarios para continuar los trabajos y la ejecutiva Karen Sánchez gestiona un fideicomiso para garantizar la conclusión del proyecto caminero de manera directa, es decir sin tener que transferir el tramo a la estatal caminera.

Esa alternativa todavía no fue concretada y hasta mañana miércoles la autoridad deberá presentar un informe de quién se hará cargo del proyecto.

El transporte propuso que se realice el mismo trabajo que se hizo con el tramo de la variante Canaletas-Entre Ríos para concretar la transferencia del tramo a la ABC, mediante la conformación de mesas de trabajo técnicas que pueda agilizar los trámites.

Si bien el proyecto presentaba un avance significativo, ahora para dar continuidad también se deben incluir trabajos de reposición de parte del tramo, porque en algunos puntos por los años que pasaron ya se presenta deterioro.

Tramo Choere-Acheral

Pérez informó que el transporte hace seguimiento también a los trabajos en el tramo Choere-Acheral, en donde ya se debía comenzar con la capa asfáltica.

Mencionó, que programarán una inspección al lugar para verificar el avance en los trabajos en el tramo caminero.

Otro de los tramos que se deben verificar es la variante Canaletas-Entre Ríos.

El dirigente del transporte dijo que quieren conocer los avances en la construcción del muro de contención en uno de los puntos críticos, para verificar si ya se habilitaron los dos carriles para la circulación de los vehículos.

Deja un comentario