(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

Marcelo Romero, presidente de la Federación de Empresarios Privados de Tarija (FDEPT), calificó de preocupante la Gestión de Oscar Montes, gobernador de Tarija, mientras que Cecilio Pimentel, presidente de FEDJUVE lamentó que solo trabaje bajo presión y señaló que parece que la única forma de que trabaje es con presión social.

Cecilio Pimentel, presidente de la Federación de Juntas Vecinales (FEDJUVE), indicó a RTVA cadena hermana de El Andaluz, que la gestión de Oscar Montes tuvo que tener mucha presión para aceptar trabajar con los barrios.

Siempre tiene el pretexto de que no” hay dinero y falta de recursos, ellos están para hacer gestión y no de llorar sobre leche derramada” expresó Pimentel.

No calificó de buena la gestión de Montes, y que se opuso a proyectos concurrentes, debido a medidas de presión tuvo que ceder ante los vecinos.

“Parece que las cosas tienen que funcionar a presión” indicó Pimentel, y apuntó que las autoridades están acostumbradas a trabajar de esa forma, al menos eso fue lo que demostró los primeros meses de la gestión de Oscar Montes.

Por su parte Marcelo Romero, dijo que la población de Tarija tenía una visión buena en la Gobernación, pero, los primeros seis mesas de Oscar Montes son de “preocupación”, Romero tildó que la planificación se realiza por necesidad política y no del pueblo.

El empresario observó que no se nota una planificación en la gestión, y expresó que solo ocupan la administración pública, y solo se atiende ante masas y votantes, no en la ciudad ni el departamento.

Respecto a la gestión de Adrián Oliva, Romero señaló que no se avanzó nada, y que no existe gestión para capturar dinero, no se trabaja con el gobierno central ni tampoco con cooperación internacional.

También explicó que sienten que la coyuntura departamental y nacional no los toma en cuenta, aparentemente es un sector que no importa a los administradores públicos.

El presidente de la FDEPT expresó que “siempre he dicho y no me canso de decirlo que la palabra, paro, bloqueo o cualquiera paralización significa pérdida, no es buena para ningún sector, ninguna persona, y ninguna región para la que quiera salir”.

Romero apuntó que la política esta haciendo un daño irreparable al departamento y el país y lamento que no exista un liderazgo que apunte al crecimiento regional.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Tarija dijo que tenemos un país sin rumbo definido y sin autoridades con una mente amplia, “creo que hoy en día estamos tratando de ahondar mas aquello que nos separa, es un año para el olvido el 2021, teníamos muchas esperanzas que este año nos podrían haber hecho despertar nuestros gobernadores”.

Tras la pandemia y crisis política el 2019 los empresarios privados de Tarija sufrieron grandes pérdidas, pero aparentemente los líderes políticos no tienen descanso, las protestas siguen y no se puede salir a obtener ganancias.

Romero apuntó que es un sector que no es atendido “todos los reclamos caen en sacos rotos” tildó de insensibilidad con el sector, porque no les importa si los privados caen junto con las personas que emplean. “creo ya es de buen tamaño esto (…) queremos hacer desarrollo no político” dijo.

Paro generó desempleo en Tarija

La responsable del Programa de empleo del Ministerio de Trabajo, Magaly Yucra, informó a El Andaluz para las ultimas noticias de Tarija, que existe un crecimiento en el desempleo en Tarija.

Debido al paro muchos trabajadores no pudieron llegar a sus fuentes y sus puestos laborales están en riesgo, los empleadores también reportan pérdidas porque tendrán que cancelar sueldos por días no trabajados sin producción.

 Existen 180 personas mensualmente que se registraban en el programa para poder acceder a una fuente laboral.

La tasa de desempleo en Tarija es mayor a la nacional, que sería 4.3 por ciento y alcanzó el año pasado al 8 por ciento. Yucra apuntó que esto se debe a que los gobierno departamental y municipal no generan fuentes de trabajo.

Sucre Potosí y Santa Cruz siguen en paro

La ciudad de Sucre amaneció bloqueada ayer por la convocatoria del transporte pesado. En Santa Cruz y Potosí se cumple una nueva jornada de paro, en las tres regiones para exigir la abrogación de la Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha Contra las Ganancias Ilícitas.

En el caso de la ciudad de Santa Cruz, hay escaso tránsito y pocos puestos de mercados abiertos en el inicio de una jornada con lluvia.

Poca gente está concentrada en los puntos de bloqueo. En el Plan Tres Mil se observa un mayor flujo de motorizados, pero con muy pocas unidades de transporte público. La doble vía a La Guardia también destaca por su fluido tránsito, informó El Deber.

En Potosí, la Policía departamental de Potosí se declaró este lunes en «estado de prevención» por la continuidad del paro cívico, con la finalidad de garantizar la libre locomoción y tráfico en el departamento, según El Potosí.

Deja un comentario