Agencias

“No se debe politizar la justicia ni judicializar la política”, con estas palabras se refirió el alcalde de Tarija, Johnny Torres Terzo, a la denuncia interpuesta por sectores afines al Movimiento Al Socialismo, (MAS), donde junto al gobernador, Oscar Montes y el presidente del Comité Cívico, Adrián Ávila, la máxima autoridad municipal fue acusado de haber cometido el delito de sedición durante los días de paro. 

“Esta denuncia es una persecución en contra del pueblo tarijeño, personalizada en nosotros como autoridades de Tarija”, dijo Torres Terzo.

Torres, demostró su asombro por la inmediatez en la que el Ministerio Público de Tarija, actuó con relación a este caso donde autoridades y responsables de instituciones fueron denunciados por sedición, por lo que recomendó a las autoridades judiciales actuar con la misma inmediatez en favor de las personas de sectores humildes que para que se les haga justicia deben esperar y “peregrinar” por años.

“Saludo la rapidez con la que la Fiscalía actuó con relación a esta caso, el pasado jueves 11 de noviembre fue presentada la denuncia, en menos de 24 horas ya fue aceptada y se designó al Fiscal para que haga seguimiento e investigación y en menos de 48 horas ya debíamos ir a declarar, entonces espero que actúen de la misma forma y con la misma rapidez en favor de las personas que por años esperan justicia”, declaró.

Consultado, si como alcalde de Tarija asumirá alguna acción legal en contra de los sectores afines al MAS, Torres Terzo descartó esa posibilidad, ya que interponer una denuncia e iniciar un proceso judicial en contra de dirigentes del partido “azul”, seria en vano y una pérdida de tiempo, ya que el aparato judicial en su conjunto “jamas” actuaría en contra de personas afines al Movimiento Al MAS.

Deja un comentario