Este domingo 14 de noviembre, se recuerda el Día Mundial de Lucha contra la Diabetes, una campaña que tiene el objetivo de contener esta enfermedad crónica, silenciosa y mortal. La Organización Panamericana de la Salud ha advertido que las personas que viven con diabetes tienen riesgo de sufrir mayores complicaciones con la COVID-19 grave y el peligro de morir que la población general.

“Se han hecho varios estudios. Los pacientes de diabetes parece que no tienen mayor riesgo de infectarse por covid-19, pero una vez que se infectan sí que tienen más peligro de que la evolución sea peor y de acabar ingresando en el hospital. Esto es porque la covid-19 suelta un montón de sustancias y favorece la aparición de trombosis y la diabetes mal controlada va en esta línea y se retroalimentan. De ahí la importancia del buen control”, dijo el director del departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra, Javier Escalada.

El origen de la declaración de este día se remonta a 1991. Fie instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante el incremento de casos de diabetes a nivel mundial. La prevención de esta enfermedad es importante, y precisamente este día está hecho para dar a conocer causas, síntomas, tratamientos y sus complicaciones asociadas.

Además, recordemos que este año se recuerda el centenario de la invención de la insulina, medicina que millones de personas que padecen de esta enfermedad la usan para combatirla.

La OMS informa que hay 460 millones de personas que enfrentan la diabetes día a día; asimismo, llama a la población a concienciar para prevenir esta enfermedad. Recordemos que, hace cuatro años este padecimiento causó 4 millones de muertes. La necesidad de estar bien informados es imprescindible, más si se sabe que es la cuarta causa de fallecimientos.  

Para el caso de Bolivia, el endocrinólogo, Jorge Saldaña, recordó que hace años se hizo un muestreo de prevalencia en el eje central, es decir, La Paz, Santa Cruz y Cochabamba donde se determinó que 10 de cada 100 bolivianos sufren de diabetes. Otro de los datos que fueron relevantes es que ahora esta definido que una persona sufre diabetes, cuando tiene “una glucosa igual o mayor a 126”.

¿Y qué pasó con la pandemia? Nuestras costumbres, tradiciones y hábitos cambiaron cuando llegó la COVI-19. Es así, que uno de los segmentos más afectados son los niños, que dejaron de compartir con los suyos, cambiaron una pelota con sus amigos por un juego en línea, estos aspectos ocasionaron que tengan obesidad y dejen de hacer ejercicio, explicó Saldaña.

En consecuencia, dijo, “estamos viendo obesidad en los niños porque realmente las condiciones hacen que tengan mucho peso, que no hagan ejercicio. Ahora hay diabetes tipo 2 en infantes de 10 a 12 años con los síntomas de obesidad”.

Así, además de la información y los chequeos que debemos hacernos es imprescindible poner en práctica el ejercicio por el bien de la salud, ya sea en la casa, en la oficina o en la calle, porque la actividad reducirá el nivel de la glucosa.

Deja un comentario