Via El Deber

Incómodo y nervioso, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, no supo explicar la ausencia del líder indígena Marcial Fabricano como orador en el cabildo realizado ayer domingo. «Hay que preguntarle a él si quiso discursear», explicó. Y completó balbuceante que él no se encargaba de organizar el escenario y los diversos discursos que se dieron en la concentración, a los pies del Cristo Redentor.

La marcha indígena continúa en las instalaciones de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno esperando ser atendida por el Gobierno Central. Ayer, los marchistas acudieron al Cristo Redentor para respaldar el paro multisectorial que se prolonga desde el pasado lunes. Fabricano, portavoz del Parlamento indígena, manifestó en reiteradas ocasiones que apoyarán las diversas protestas y espera que también se mantengan sus peticiones dentro de las movilizaciones.

¿Por qué Fabricano no habló en la concentración del domingo?, se le preguntó al líder cívico. Calvo reaccionó de manera titubeante ante la consulta de EL DEBER y trató de escabullir la pregunta sin dar una respuesta sólida.

Más allá de este impasse, el presidente cívico reiteró la continuidad de las medidas de protesta con bloqueo de calles hasta que se retire el paquetazo de leyes.

«Hemos hecho una parte del trabajo», manifestó. Y pidió a la población para que mantenga en los puntos de bloqueo hasta que el Gobierno deponga su intención de aprobar leyes que «vulneran los derechos y nos hace perder las autonomías».

Calvo dijo que no teme los procesos judiciales anunciados por el ministro de Salud. Más bien, considera que son fruto del liderazgo asumido al frente del paro multisectorial en Santa Cruz. “Soy un ciudadano, tengo el derecho de protestar y de demostrar el error que están cometiendo (el Gobierno); tengo una responsabilidad de una institución que saca la cara por Santa Cruz”, expresó.

Deja un comentario