El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima, condenó este miércoles los hechos de violencia en la ciudad de Potosí que dejaron un campesino fallecido el martes.  Indicó que desde el Gobierno nacional se asumirán las acciones penales correspondientes.

Informó que el Ministerio Público comenzó una investigación de oficio sobre lo sucedido en la víspera. Aseguró que las indagaciones se desarrollan en el marco del debido proceso y transparencia.

“Esta conferencia de prensa, además de expresar nuestros sentidos pésames a su familia como Gobierno nacional, tiene por objeto informarle al país que se va a esclarecer este hecho (muerte de campesino)”, dijo a los periodistas.

Sostuvo que lo sucedido amerita un esfuerzo institucional para conocer la verdad de los hechos que tienen como uno de los protagonistas de la violencia al Comité Cívico Potosinista (Comcipo) presidido por Juan Carlos Manuel.

Dijo que los resultados de la autopsia al fallecido muestran escoriaciones por caídas en manos, rodillas y mentón. Además, se evidenció un infiltrado hemorrágico en el cráneo que coincide con una caída grave, obstrucción de la laringe y vías respiratorias que le impidieron respirar.

“Si bien no hubo fracturas y a nivel del cuerpo no hay otras lesiones vitales, es claro que la causa de la muerte no se puede dar porque un ciudadano esté consumiendo un bolo de coca, como se ha manifestado en alguna red social o algunos medios de comunicación”, señaló.

Lamentó que cívicos impulsen discursos de intolerancia, racismo y discriminación. Anunció que se recurrirá a testigos, cámaras, tecnología para conocer las circunstancias que ocasionaron el infiltrado hemorrágico en el cráneo de la víctima. 

“Aquí hay un acto complejo, en el cual la vida de un boliviano ha terminado en condiciones que no son normales y en condiciones que deben ser investigadas. Hay causas que concurren en la muerte de este ciudadano y nosotros pensamos y vamos a asumir como Estado las acciones penales correspondientes”, acotó.

Otro hecho a ser objeto de proceso penal es el impedimento al libre tránsito de ambulancias que no pudieron llegar a asistir al campesino fallecido.

“El discurso de odio de Comcipo, que está llevando a una confrontación entre bolivianos, no va a quedar en la impunidad. La situación que se ha presentado el día de ayer, el cabildo y los llamados a la confrontación no son parte de la democracia. La democracia se sostiene con el diálogo, el debate y con el voto de los ciudadanos”, dijo.

El ministro pidió reflexión y diálogo ante la intolerancia promovida por sectores como el movimiento cívico.

Deja un comentario