Los gritos de Lucho y fraude fueron los que marcaron el informe de gestión del presidente Luis Arce. El escenario de la polarización fue la Asamblea Legislativa Plurinacional, donde una vez más oficialistas y opositores hicieron notar sus diferencias.

El mandatario tuvo que parar su discurso en cuatro oportunidades, los legisladores de Creemos y Comunidad Ciudadana (CC) usaron hasta silbatos para evitar que el presidente de Bolivia, le hable al país.

Por otro lado, los legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) arengaban: “Lucho, Lucho, Lucho” y sacaron pancartas que decían: ‘Gracias Lucho’.

Deja un comentario