Agencias

Tras los trabajos de limpieza que se realizaron el pasado fin de semana, la jornada del miércoles 3 de noviembre, el alcalde de Tarija, Johnny Torres Terzo, llevo adelante una inspección a la casa del exalcalde, Isaac Attie, tras la cual dio a conocer la serie de trabajos que se llevaran adelante en dicho inmueble, en una primera fase se realizará la refacción y pintado de la fachada, de igual manera se cubrirá con una capa plástica, (agrofil), los muros y paredes del interior. De igual manera se repondrá el techo para evitar que las lluvias continúen desgastando los pilares principales.

En complemento, Torres indicó que, tras dialogar con el hijo del exalcalde Attie quien actualmente es el propietario del inmueble, se propuso que a través de la ley municipal de alianza público- privada, la casa de Isaac Attie sea reconstruida y se convierta en un museo, ya que la exautoridad y varias de sus pertenencias representan gran parte de la historia de Tarija.

“Para evitar que la lluvia deteriore la casa y termine por derrumbarse estamos haciendo todo este trabajo, entonces lo que queremos garantizar de manera inmediata es descartar todo riesgo de posible colapso o derrumbe, es por eso que se van a colocar puntales, el agrofil de plástico, el techado, el mantenimiento del balcón de madera, porque las chapas que colocaron alrededor son más un peligro que una ayuda”, dijo Torres.

Durante el trabajo de inspección, el alcalde Torres y el personal del municipio que están trabajando en el lugar, encontraron entre los escombros, libros, cartas, perfumes, documentos y una serie de objetos del siglo pasado, que pertenecen a la familia Attie, por lo que autoridad municipal calificó dichos objetos como históricos y que deben ser conservados.

“Los documentos y todas las cosas que estamos encontrando son historia viva, entonces se hará un inventario de todo lo que encontremos entre los escombros, no podemos estimar el tiempo que vamos a demorar en consolidar el museo pero estamos haciendo todos los trabajos necesarios para evitar que este patrimonio termine por caerse”, declaró Torres.

Torres lamentó que, desde se desplomó el techo, el único trabajo que se hizo hace cuatro años atrás fue el armado y colocado de calaminas, posteriormente no se realizaron más trabajos para evitar que la casa del exalcalde continúe deteriorándose.

“Al ser propiedad probidad recurrimos al juzgado pertinente para que con la presencia de un notario se llevan adelante todos estos trabajos, que si bien estamos cubriéndolos con recursos del municipio se hace un recargo a los impuestos que se deben pagar por los propietarios del inmueble”, explicó Torres.

La casa en cuestión se ubica en el centro de la ciudad, en la esquina de la calle Bolívar y General Trigo. Fue declarada patrimonio cultural y material mediante Ley Municipal Nº 92, el 24 de noviembre de 2015, razón por la cual se realizaron en el lugar algunos trabajos de mantenimiento, pese a que se trata de una casa de propiedad privada.

Deja un comentario