Redacción Central

Ante la nueva convocatoria realizada por el gobernador de Tarija, Oscar Montes a autoridades del Chaco para que se sienten a conciliar cuentas con el Gobierno Departamental, desde el Chaco la respuesta fue contundente, exigiendo primero que se asignen recursos del IDH a la Región Autónoma para que se puedan conciliar cuentas.

El secretario de Gestión Institucional del Gobierno Autónomo Regional del Chaco, Miguel Salazar informó a El Andaluz que si el gobernador de Tarija quiere conciliar cuentas con el Chaco, como muestra de  buena voluntad debe asignar el 45 por ciento del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) que recibe el departamento al Chaco.

“Que le haga la transferencia al Chaco. No se puede decir voy a conciliar y no poner si quiera la primera buena intención”, expresó la autoridad.

Indicó para las Noticias de Tarija que se deben presupuestar recursos del IDH para el Chaco en el Plan Operativo Anual 2022 (POA).

Salazar recordó que desde el Gobierno Regional se interpusieron varios recursos administrativos ante el Ministerio de Economía y Finanzas, el Ministerio de Planificación y ante la cámara de senadores y diputados en busca de que se pueda concretar la transferencia directa de recursos del IDH a favor del Chaco.

Reiteró, que el Gobierno Departamental debe hacer la transferencia del 45 por ciento del IDH al Chaco para que se pueda hablar de una conciliación de cuentas.

La autoridad del Chaco asegura que existe normativa vigente que respalda la transferencia del 45 por ciento del IDH.

“No puede decir me voy a sentar a conciliar y luego robar”; apuntó Salazar.

Señaló que esos recursos son para salud y seguridad ciudadana.

Para el secretario de Gestión Institucional del Gobierno Regional, lo único que quiere el gobernador Oscar Montes es justificar el POA 2022 ante el Ministerio de Planificación, pero no tiene buenas intenciones, ni predisposición para conciliar con el Chaco.

Mencionó, que se remitieron notas al gobernador para que haga la transferencia de recursos del IDH, también para que pueda hacer el depósito de alrededor de 17 millones de bolivianos por concepto de regalías hidrocarburíferas que el Gobierno Departamental adeudaría con el Gobierno Regional.

Salazar dijo que se trabajó en la conciliación de cuentas desde la gestión del exgobernador Lino Condori, pero no se ha cumplido con las obligaciones.

El Chaco pide que el actual gobernador cumpla con su obligación, para la transferencia de los recursos económicos.

Además de los recursos del IDH, que se deben asignar al POA, indicó que se tiene otro tema pendiente, la deuda histórica de la Gobernación con el Gobierno Regional.

En total dijo que el Gobierno Autónomo Departamental de Tarija adeuda 116 millones de bolivianos al Gobierno Regional, una cifra distinta a la presentada por el gobernador en Yacuiba, en donde señala que es el Chaco quien adeudaría 48 millones de bolivianos al Gobierno Departamental por transferencias en demasía que se realizaron en años anteriores.

La autoridad chaqueña dijo que se valora la situación en el Gobierno Regional y que se invitará al gobernador Oscar Montes a que pueda ir a la Región Autónoma del Chaco para discutir varios temas, entre ellos, como se pagará la deuda que se tiene con el Chaco.

Salazar insiste en que no hay la predisposición suficiente por parte del gobernador para resolver estos temas.

“No existe la predisposición del señor Oscar Montes de conciliar con la Región Autónoma del Chaco”, apuntó.

Paralelamente en el Gobierno Regional se trabaja en una acción penal en contra del gobernador Oscar Montes y en contra de los asambleístas departamentales por aprobar el POA 2022 sin que se asigne el 45% a favor del Chaco.

Salazar asegura que es tuición del gobierno nacional definir el tema y no de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT) por lo que tramitan ante el nivel central un proyecto de Ley o proyecto de Decreto Supremo para la transferencia directa de los recursos del IDH.

Deja un comentario