(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

Cristina Martínez, del colectivo de las Mochas Copleras, pidió el día de ayer en la Plaza Luis de Fuentes que la justicia realice su trabajo y exista celeridad en los casos de feminicidios que existen en el departamento de Tarija y todo Bolivia.

En todos santos hay aun almas buscando justicia a causa del machismo patriarcal “tenemos el caso de Juliana que hasta la fecha no hay indicios de quién es su feminicida, tenemos dos mujeres desaparecidas” dijo ante El Andaluz para las últimas noticias de Tarija.

Martínez recordó que Mariluz desapareció hace un año y aun no se sabe nada sobre los responsables, Marioly también desapareció hace dos meses y las divisiones de investigación policial no da pistas ni avanza en el caso.

Varios colectivos de mujeres de todo el departamento y agrupaciones civiles como la Federación de Junta Vecinales se unieron a la petición. La activista de Las Mochas Copleras apuntó que la festividad de Todos Santos es para la memoria de las mujeres que sufrieron por la violencia machista.

Según Los Tiempos hasta el 11 de octubre Bolivia alcanzó los 90 feminicidios en lo que va de 2021 a causa de la violencia machista, según un reporte de la Fiscalía .

Los tres departamentos con mayor índice de feminicidios son La Paz con 33, Santa Cruz con un acumulado de 14 y Cochabamba con 14, regiones que justamente conforman el «eje central del país», mientras que en las restantes seis los reportes de esos crímenes varían entre 1 y 8.

Estos datos se suman 34.675 denuncias por violencia, según la Defensoría del Pueblo, que también criticó que «solo el 48 % de los Gobiernos municipales y Gobiernos departamentales» tienen programas de rehabilitación para los hombres que ejercen violencia.

Además, lamentó que la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia «no haya implementado medidas de protección a las víctimas».

«Estas cifras reflejan la vigencia del patriarcado y de una sociedad que ha naturalizado la violencia», sostuvo la defensora del Pueblo, Nadia Cruz, en declaraciones a medios locales.

La Defensoría del Pueblo indicó que el año pasado se reportaron 39.999 embarazos de niñas y adolescentes, según registros del Ministerio de Salud, un promedio de «109 embarazos al día de niñas y adolescentes entre 10 y 19 años».

En este sentido, la entidad instó al Parlamento a que trabaje en una normativa sobre «educación sexual integral» para que todas las mujeres, en especial las niñas y adolescentes, puedan acceder a la salud y a información y campañas sobre el cuidado del cuerpo, los derechos sexuales y los derechos reproductivos.

Entre los avances en equidad de género en la representación política si bien en el Parlamento más del 50 % de los legisladores son mujeres esto se contrapone con la ausencia de figuras femeninas en las 9 gobernaciones en donde las principales autoridades son hombres y únicamente en 23 de los 336 municipios hay alcaldesas.

Bolivia cuenta desde 2013 con una ley que protege a las mujeres de todo tipo de violencia, que entre sus aspectos más importantes está la tipificación del feminicidio que se castiga con 30 años de reclusión, aunque una de sus principales debilidades ha estado en su aplicación.

Tarija es el departamento más violento hacia la mujer en Bolivia

El fiscal departamental, Wilson Tito, informó ante medios de comunicación que el 78% de las causas que existen en Tarija, son delitos en razón de género, esto significa que más de dos tercios de la carga procesal son por abuso hacia las mujeres.

Se entiende delitos de razón de genero a toda agresión física, psicológica o sexual cometida hacia la mujer por el cónyuge o ex-cónyuge, conviviente o ex-conviviente, o su familia, ascendientes, descendientes, hermanas, hermanos, parientes civiles o afines en línea directa y colateral, tutores o encargados de la custodia o cuidado.

Además, indicó que están realizando descongestionamiento judicial con el órgano judicial para efectivizar su trabajo, esta reforzando la Unidad de género con 10 fiscales, tres más de los que había antes, además que incrementaran personal administrativo.

“Esta situación ha sido observada con mucho cuidado” expresó ante cámaras Tito, se espera que no existan observaciones por parte del poder Judicial.

Los fiscales litigadores también tendrán ayuda para los juicios orales y escritos, se espera bajar la carga procesal, existen alrededor de 300 procesos por cada uno de los 36 ficales que existen en todo el departamento, es decir 10.800 casos.

Esto significaría que de los más de diez mil casos que tiene que manejar los fiscales, 8.424 son por razón de género, agresión física, psicológica y demás.  

Deja un comentario