Osmar Arroyo/El Andaluz

El sector de los regantes de San Jacinto se encuentra en estado de emergencia y molestos con el gobernador Oscar Montes, porque no se renovó los contratos del personal del Proyecto Múltiple de San Jacinto, provocando que se paralice los trabajos de la maquinaria agrícola y maquinaria pesada.

El presidente de la Asociación de Regantes del Proyecto Múltiple de San Jacinto, Milton Gudiño indicó a El Andaluz que se vieron sorprendidos por la situación del personal de San Jacinto.

Según Gudiño, fue por un instructivo del gobernador que se paralizó toda la maquinaria agrícola y pesada, debido a que no se renovaron los contratos del personal.

Mencionó para las Noticias de Tarija, que el pasado 5 de octubre se cumplió los contratos de los trabajadores del Proyecto Múltiple de San Jacinto.

El dirigente dijo que el sector de los regantes se encuentra en alerta por esta situación, siendo que perjudica los trabajos que se estaban realizando en los terrenos, tomando en cuenta que la siembra inicia en noviembre.

Son 25 funcionarios a los que no se les renovó el contrato y no quedaron ni 15 funcionarios en el Proyecto Múltiple de San Jacinto, los que trabajan con ítems.

Ante esta situación, Gudiño anunció que se realizará en predios de San Jacinto una reunión el jueves 4 de noviembre a las 10:00 de la mañana.

A esa reunión se invitó al gerente del Proyecto Múltiple de San Jacinto y al gobernador de Tarija, Oscar Montes.

En la nota enviada a las autoridades se pide que en la reunión se informe sobre la contratación del personal del Proyecto Múltiple de San Jacinto, debido a que hace más de 15 días que se encuentran sin contrato, en especial de los operadores de la maquinaria agrícola, por la época de siembra y son grandes los perjuicios para el sector.

También se solicita que se informe sobre el programa para el recambio de la tubería principal de la represa, en qué proceso se encuentra o con qué avance, debido a que a la fecha no se tiene ninguna información al respecto por parte de las autoridades.

Gudiño espera que las autoridades asistan a la reunión convocada para el jueves de la próxima semana.

Las notas fueron cursadas a las autoridades ayer miércoles.

Recordó, que para los trabajos de la maquinaria agrícola los regantes pagan y no se hace un trabajo de forma gratuita.

“La maquinaria agrícola estamos pagando, no nos están regalando”, expresó.

En esta época del año, la maquinaria agrícola realiza trabajos de campo, para preparar el terreno para la siembra de uva, papa, cebolla, tomate, entre otros productos.

Reiteró que la siembra inicia en noviembre y con esta situación los regantes se ven perjudicados.

Mencionó que se regaron los terrenos para que la maquinaria pueda trabajar, pero con la paralización de la maquinaria, tendrán que volver a regar cuando se reanuden los trabajos, “a parte que no tenemos agua (…) es un gasto al divino cuete”.

En el caso de la maquinaria pesada, indicó que realizan trabajos en la nivelación de terrenos y para realizar la cosecha de agua, siendo que no se tiene la suficiente agua para riego, el sector debe almacenar el líquido elemento para que puedan autosostenerse durante el próximo año.

El dirigente de los regantes, dijo que en caso de que las autoridades brillen por su ausencia el día de la reunión, serán los jueces de agua los que tomarán una decisión sobre las decisiones que se tomarán al respecto.

“En pequeñas cosas el gobernador no quiere solucionar”, apuntó Gudiño a tiempo de señalar que si en este tema no se puede confiar en la autoridad, cómo se confiará en él, con el programa para el cambio de tubería en la represa de San Jacinto.

Recordó, que los regantes ya soportaron una reducción del personal del Proyecto Múltiple de 100 funcionarios a 43 funcionarios y ahora que no se renueve los contratos, consideran que eso ya no pueden aguantar.

Deja un comentario