El ministro de Obras, Édgar Montaño, informó este jueves que el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, aceptó el tramo propuesto por la Sociedad de Ingenieros para el trazo de la línea amarilla del tren metropolitano por el borde del río Rocha.

La semana pasada Montaño había anunciado el apoyo del gobierno a ese trazo, pero surgió observaciones de la Alcaldía que no había participado en el consenso. En ese marco, el Ministro convocó para este jueves a Reyes Villa a reunirse a La Paz.

“Queremos anunciar la  aceptación del señor alcalde Manfred Reyes Villa, que el trazo de La Línea Amarilla va a ser por la ruta que ha mostrado más coherencia técnica y más amigable con el medio ambiente”, dijo Montaño.

Reyes Villa, por su parte, indicó que con la propuesta el tren se hará elevado, para no afectar la arboleda, los jardines y los pasos a desnivel.

Aclaró que el diseño final se elaborará en un plazo de tres a seis meses y que la construcción se haría en 2022.

El ministro Montaño destacó que el proyecto se hace con aporte del 100% del gobierno nacional.

“Son más de 3.112 millones de bolivianos los que se han inyectado ya a este importante proyecto como es el tren metropolitano de la ciudad de Cochabamba, en la línea amarilla vamos inyectar más de 417 millones de bolivianos para la reconstrucción económica del pueblo de Cochabamba y de toda Bolivia”, aseveró.

Resaltó que primaron razones técnicas y medioambientales. Dijo que no se descuidarán los árboles y se mejorará el problema de los malos olores del río Rocha.

Deja un comentario