Froilán Huanca,  presidenta del barrio tarijeños en progreso, expresó ante El Andaluz para las ultimas noticias de Tarija, que se desea hacer una capilla en el cementerio clandestino de Pampagalana Tarija, inclusive se quería cobrar 400 bolivianos a cada vecino para que se levante el templo.

Ante la negativa de no realizarlo existió agresión a los que rechazaban la ilegal medida.

Algunas tumbas no tienen nombres ni fecha de deceso, por lo que no se puede identificar a los fallecidos, no existe registro, ni se sabe quién esta manejando el cementerio.

A pesar del estado paupérrimo de la necrópolis, la siguen levantando, las construcciones no paran, “hay tumbas frescas, tumbas nuevas” apuntó un vecino, a tiempo de señalar que los muertos por covid son enterrados en el lugar.  

Deja un comentario