Miguel Zambrana fue apartado del cargo de director de la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro de La Paz, tras la muerte de Cristofer Quispe (27), privado de libertad que fue brutalmente golpeado.

El titular de la Dirección de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, lideró este viernes una requisa en ese penal, donde se encontraron armas, celulares y sustancias controladas. Advirtió que se pretenden rearticular grupos de poder y garantizó una investigación transparente respecto al deceso del interno.

Son cuatro personas identificadas, separadas de la población, se están realizando las investigaciones y esperaremos que se determine a los responsables, hay un quinto que también tendría participación”, manifestó la autoridad.

La familia de Christofer denuncia que fue objeto de violaciones y estaba amenazado de muerte por sus compañeros de celda. Solo faltaba un trámite de 200 bolivianos para que deje el penal, que está ubicado en el municipio de Viacha.

A partir de ahora el coronel Jhonny Alarcón se hará cargo del recinto carcelario y también se indaga al teniente Wilson P.A., jefe de seguridad, por el hecho registrado a inicio de semana.

Limpias también confirmó que un motorizado en desuso era utilizado para sancionar a los privados de libertad. “El bus era utilizado para llevar a los reos a la audiencia, se ha pedido que se lo saque afuera, han denunciado que era utilizado para ejercer violencia, se tomarán acciones y las investigaciones arrojarán más responsables”, dijo.

El Deber

Deja un comentario