Osmar Arroyo/El Andaluz

La presidenta del barrio San Luis, Gabriela Panique indicó a El Andaluz que los problemas que hoy se presentan en las lagunas de oxidación ya se venían venir

Recordó para las Noticias de Tarija que hace tres años se movilizaron para que no se inicie con el proyecto de mitigación de olores, porque se sabia que era muy costoso y que podría generar mayores daños ambientales para el barrio, como ocurre en la actualidad.

“Las autoridades se tiran la pelotita de uno a otro”, expresó la dirigente del barrio San Luis.

Remarcó que es la Cooperativa de Servicio de Agua y Alcantarillado de Tarija (Cosaalt) quién administra las lagunas de oxidación y que los terrenos son del Gobierno Departamental.

Mencionó que en la ultima reunión que tuvieron con Cosaalt, las autoridades de la cooperativa no tenían conocimiento del proyecto, cuando debían fiscalizarlo durante los tres años que se estuvo ejecutando.

Panique dijo que desde la gobernación se informa que en los tres años sólo se avanzó un 12 por ciento, pero no dicen nada sobre las acciones que se deben asumir.

La dirigente considera que se debe hacer algo, si bien el tema esta en instancias judiciales, se tiene que ver alguna solución para mitigar los daños ocasionados por la empresa que estuvo a cargo del proyecto de mitigación de olores.

“No hay ninguna solución para estas lagunas de oxidación más que el cierre y abandono”, apuntó Panique.

Remarcó que hay muchos aspectos en las lagunas de oxidación que no cumplen con los parámetros establecidos para tratar las aguas residuales.

La presidenta del barrio San Luis dijo que durante los tres años del proyecto sacaron los lodos de la segunda laguna de oxidación y lo pusideron en distintos lugares, una parte en tanques flexibles y otro tanto en la intemperie, parte de esos lodos cayeron en los canales de salida de las lagunas por donde salen los residuos supuestamente tratados.

“Hay una contaminación terrible”, agregó a tiempo de señalar que se tiene que agilizar la construcción de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales.

Pide a las autoridades del Gobierno Municipal y del Gobierno Departamental que se sienten en una mesa junto a Cosaalt para buscar las mejores alternativas de solución para que se pueda mitigar la contaminación que se esta causando en el barrio San Luis.

La dirigente considera que la mejor solución es trabajar en la planta de tratamiento y en el abandono y cierre de las lagunas de oxidación.

“La empresa ha venido a empeorar la situación”, apuntó.

También mencionó que desde la zona del aeropuerto entra un canal, pero de manera directa se une con el canal de salida de las lagunas de oxidación. Son aguas negras que no son tratadas y que no iban a ser tratadas por la empresa que realizaba el proyecto de mitigación de olores y se iba a realizar un mal trabajo.

Recordó, que los vecinos solicitaron que se realice una auditoría ambiental en la zona y piden que se declare desastre ambiental por los daños ocasionados.

Piden que la gobernación una sus esfuerzos con otras instituciones para asumir acciones.

Lamentó que durante 31 años Coaalt reciba plata para el tratamiento de las aguas residuales, pero no se hizo ningún tratamiento y las lagunas de oxidación funcionaron solo como un bypass.

“No hay ningún control de esas aguas”, señaló Panique, al mencionar que no tienen ningún tipo de tratamiento y que en el barrio San Luis se vive cada día con el aire contaminado, las personas viven en medio del polvo con eses fecales.

Ahora con el aumento de las temperaturas empiezan a aparecer los zancudos en al zona y reiteró que se tiene que declarar desastre ambiental en la zona.

Recordó que las lagunas de oxidación se suponen que tenían solo un tiempo de vida útil de 10 años, pero llevan ya 31 años.

“Nos han hecho perder 31 años de nuestras vidas. Tres años en un proyecto falso”, expresó.

Dijo que el proyecto de mitigación de olores costó 33 millones de bolivianos, un proyecto que ya se sabía que no iba a dar resultados y que atenta contra la salud de los vecinos del barrio San Luis.

La presidenta del barrio San Luis indicó que las cosas se hicieron mal, es por eso que desde la anterior semana se solicita una audiencia con el alcalde Johnny Torres y con el gobernador Oscar Montes.

Considera que no se puede esperar mucho tiempo hasta que se resuelva el conflicto en instancias judiciales para recién asumir alguna acción.

Señaló que se deben realizar acciones inmediatas para dar alguna solución, pero que se consulte con los ingenieros que se tienen en el barrio San Luis y con los vecinos.

Deja un comentario