Nery Ortiz, comandante regional de la Policía del municipio de Caraparí, provincia Gran Chaco en el departamento de Tarija, informó sobre un caso de infanticidio en el que la autora del delito es una mujer de 34 años de edad, madre de la víctima, una niña de 4 meses de nacida que fue asfixiada.

Según la autoridad policial, el hecho ocurrió en la comunidad de San Alberto, donde la acusada, tras haber asfixiado a su niña, llevó el cadáver al hospital de dicha localidad, señalando que ella había sido víctima de robo agravado, violación e infanticidio; sin embargo, gracias a las investigaciones llegaron a determinar que ella habría sido quien asfixio a su bebé.

“Tras recibir la denuncia de la pareja de la mujer, nos constituimos en el domicilio donde sucedieron los hechos, en el lugar el hombre aseguró que su esposa habría sido víctima de vejación sexual en el interior de su domicilio”, adelantó Ortiz.

Pero el proceso de investigación y la toma de declaraciones a vecinos permitieron establecer que la mujer había inventado toda una historia para tapar su delito.

El médico forense estableció que la infante sufrió asfixia mecánica por sofocación, obstrucción de los orificios respiratorios.

Deja un comentario