Alejandra Sejas Coca (18) es una joven líder de Plan Internacional, que elevó su voz para denunciar el acoso en línea que muchas niñas, adolescentes y jóvenes están sufriendo en nuestro medio.

“Desde que empezó la pandemia nos hemos sentido obligadas a estar constantemente conectadas a internet para acceder a las clases virtuales, y la verdad que somos muy vulnerables a sufrir acoso, lo que no es justo. Lo peor es que muchas callamos por miedo a que nos rechacen o nos llamen la atención, siendo no tenemos la culpa”, alertó Alejandra, que es del municipio de El Torno y estudia Comunicación Social.

Agregó que una de las cosas que más se da en las redes sociales es el grooming (acoso y abuso sexual virtual), porque hay personas mayores que se crean cuentas falsas para hacerse pasar por menores de edad. “Esto puede llevar a la trata y tráfico de personas. Es algo que deberíamos de concienciar, incluso a los padres, para que sepan que esto es algo que está sucediendo en las redes sociales”.

Sobre este tema, Plan Internacional hizo la encuesta Conectadas y Seguras (2021) donde revela que siete de cada diez niñas sintieron acoso en línea en algún momento de su vida, pero solo cuatro de cada mil denunciaron alguno de los hechos ante la Policía o Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

Este estudio también muestra que cinco de cada diez niñas nunca denunciaron haber sufrido un hecho de violencia digital y siete de cada diez piensan dos veces antes de expresar sus opiniones en línea por temor a ser juzgadas.

A esto se suma que acuden a sus amigas o amigos cuando sufren algún hecho de violencia digital y no a sus padres o tutores.

Toda esta situación las afecta de forma drástica, porque una de cada tres asegura que sintió pérdida de su autoestima y estrés emocional después de haber sido víctima de acoso en línea.

El estudio indica que, en promedio, las niñas de las ciudades y del área rural experimentaron su primera experiencia de acoso a los 12 años.

Los datos muestran que en el país la violencia contra las niñas y mujeres es el delito más recurrente y durante la pandemia, principalmente en la cuarentena rígida, aumentó en los hogares. Plan Internacional mostró datos de la Fiscalía General, que da cuenta que en 2020 se registraron 34.210 denuncias de casos de violencia contra niñas, adolescentes y mujeres. De enero a agosto de este año, se reportaron 24.222 casos y 1.119 violaciones a niñas, niños y adolescentes.

Hay situaciones que no ayudan a romper el círculo de violencia, porque seis de cada diez niñas en el país no conocen la ruta que debe seguir para presentar la denuncia.

El Deber

Deja un comentario