El presidente Luis Arce recordó este lunes un año de su triunfo en las elecciones generales 2020 y sostuvo una reunión con las organizaciones sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) que conforman el denominado Pacto de Unidad.

Tras la reunión desarrollada en la Casa Grande del Pueblo, representantes de las organizaciones y el presidente Luis Arce ofrecieron una conferencia de prensa. También estuvo el vicepresidente David Choquehuanca pero no tomó la palabra.

La ejecutiva de las Bartolinas, Flora Aguilar, reveló el pronunciamiento elaborado por el Pacto de Unidad en respaldo a la gestión de Arce.

En el primer punto, las organizaciones afines al MAS determinaron “mantener y forjar aún más la unidad del pueblo boliviano en torno a su gobierno conformado por Lucho y David”.

También resolvieron “garantizar el trabajo estatal, productivo e industrial para el desarrollo del país” y reconocieron “la reconstrucción de la estabilidad económica, política y social, que demuestra un verdadero cambio y mejora en la calidad de vida de las bolivianas y los bolivianos después de sufrir un golpe de Estado destructor y saqueador”.

Finalmente, el Pacto de Unidad ratifica “la declaración de estado de emergencia ante cualquier intento de desestabilizador de la derecha fascista”.

Tras la lectura del pronunciamiento de la representante de la organización de mujeres campesinas, el ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, denunció que en Santa Cruz hay “intentos de desestabilización”.

“Desde ese departamento vemos intentos de desestabilización de nuestro gobierno, de nuestro proceso. Nos declaramos en alerta ante cualquier intento de desestabilización”, señaló el dirigente obrero. Agregó también su rechazo a los actos de racismo y discriminación.

Luego de la intervención de los dirigentes, Arce afirmó que el “el pueblo boliviano ratifica el apoyo al Gobierno” y se comprometió a “seguir avanzando en la reconstrucción de la economía nacional”.

Deja un comentario