La Embajada de Estados Unidos en Bolivia denunció que “grupos paraestatales violentos” amenazan a activistas de derechos humanos y demandó al Gobierno su “desmantelamiento” como lo recomendó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que investigó los hechos de violencia y muerte de 2019.

La alerta y el pedido de la encargada de Negocios de Washington Charisse Phillips esta contenida en una carta dirigida, con fecha 15 de octubre, al viceministro de Régimen Interior, Nelson Cox. La misiva la publicó el abogado estadounidense Thomas Becker a través de su cuenta en Twitter.

“Ha llegado a mi conocimiento que la Sra. Kathryn Ledebur, activista de derechos humanos y directora de la Red Andina de Información, ha estado recibiendo amenazas a su integridad física por parte de grupos de seguridad paraestatales violentos. Otras personas estadounidenses también han sido amenazadas por su trabajo en derechos humanos”, establece la misiva.

Becker acompañó su post con el mensaje: “Esto es grande: en una carta al gobierno boliviano, el gobierno de EE.UU. ha reconocido el peligro de grupos paraestatales como los motoqueros y ha pedido explícitamente que sean desmantelados como han sugerido el GIEI y el presidente Arce”.

En la misiva, Phillips recordó que el GIEI expresó en su informe de la violencia y muerte en 2019 “la naturaleza de riesgo que representan los grupos de seguridad paraestatales en la sociedad”, y que Arce “también ha manifestado su plan para desmantelar dichos grupos”.

“Le pido al Gobierno que implemente plenamente las recomendaciones del GIEI y garantice la seguridad de todos los defensores de derechos humanos”, expresó la diplomática y le pide a Cox una reunión para “discutir este tema con más detalles”, en referencia a Ledebur.

Deja un comentario