Una de las imágenes que deja el volcán de la isla canaria de La Palma (España) al cumplirse un mes de la erupción es la de cuatro perros atrapados en la localidad de Todoque, una de las zonas más devastadas por la lava. Sin embargo, esta situación puede llegar a su fin este mismo lunes, gracias a una empresa de drones que ha elaborado un plan para rescatar a los animales.

La voz de alarma la dio hace días la plataforma animalista Leales.org y desde entonces se ha provisto de agua y comida a los cánidos a través de drones. Su rescate no puede llevarse a cabo con helicópteros debido a las condiciones ambientales, que incluyen lluvia de cenizas y piroclastos. Tampoco pueden ser alcanzados vía terrestre, porque se encuentran rodeados de lava.

Leales.org contactó con una empresa especializada en drones con sede en Galicia, al noroeste de España. En tiempo récord han planeado todo un operativo y ahora ya solo están pendientes de tener el beneplácito de las autoridades, por lo que el rescate podría ser inminente.

El domingo aterrizó en las islas Canarias el equipo que se encargará de intentar culminar con éxito este reto: tres pilotos profesionales de drones, entre los que se encuentra Jaime Pereira, el CEO de Aerocámaras, la empresa detrás de este rescate.

La recuperación de los animales ha sido preparada contrarreloj. Utilizarán un dron de carga que transportará un sistema propio de logística adaptado a las características de los animales. Además, utilizarán otro dron de apoyo, como explican desde la empresa.

En un primer momento llevarán comida a los perros a través del dron e inspeccionarán la zona con una cámara de 30 aumentos y otra termográfica. Posteriormente, cuando los animales se hayan habituado a la presencia del equipo, realizarán la operación de extracción.

Según ha explicado Pereira, el operativo final consistiría en posicionar una red con un cebo y esperar a que entre un perro, momento en el que se tendrá que levantar el dron para capturar al animal e inmovilizarlo para poder extraerlo con seguridad.

Si finalmente no consiguen el permiso de las autoridades, el CEO de Aerocámaras afirma que también han propuesto dejar el material en manos de los responsables de emergencias, con la intención, además, de constatar si hay más animales en las mismas circunstancias.

«No es una operación controlada», ha dicho Pereira «sino una operación bastante improvisada», por lo que ha advertido de que «abortarán la operación» si observan «algún riesgo».

Un mes de erupción

El volcán de Cumbre Vieja entró en erupción el pasado 19 de septiembre. Desde hace 29 días ha estado emitiendo lava, piroclastos y cenizas que ya han arrasado 789 hectáreas y casi 1.900 edificaciones.

Además, alrededor de 7.000 vecinos permanecen evacuados de sus viviendas por riesgo ante la cercanía de las coladas de lava. Las autoridades han aprobado diversos planes de ayuda que esperan poner en marcha en cuanto cese la erupción. De momento se están centrando en la adquisición de casas para aquellos afectados que han perdido su primera residencia.

Deja un comentario