Los sospechosos entraron a robar a la casa de un religioso que había asistido a su iglesia junto a su familia, por lo que luego le sustrajeron sus pertenencias e incluso dinero en efectivo.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un religioso y su familia sufrió el robo de sus pertenencias como también dinero en efectivo, pues los ladrones ingresaron a su domicilio en el barrio 14 de enero, el hecho sucedió el pasado sábado en la mañana, en cual se conoció que los sospechosos se llevaron todo en un motorizado e incluso tres mil bolivianos.

De acuerdo con lo que contó al diario Andaluz, el ciudadano identificado como N.C., según iniciales, que el pasado sábado en la mañana un grupo de monrreros ingresaron a un domicilio del barrio 14 de enero, donde los delincuentes hicieron varios destrozos en la casa aprovechando que sus ocupantes estaban en una iglesia.

“Es lamentable que los dueños de lo ajeno hagan estas fechorías, los delincuentes ingresaron por otro portón, y denunció a esta gente que hace daño (…) hay huella de un auto, entraron hasta adentro y robaron mi motocicleta que era de 200 cilindradas, un televisor de 42 pulgadas, 3 mil bolivianos, una tarjeta de débito con el código”, denunció.

La víctima sospecha que los delincuentes estudiaron los movimientos de él y su familia antes de que le roben, pues en ese momento los afectados se encontraban en una iglesia, ya que serían miembros de un grupo religioso.

“Estos hicieron muchos destrozos, ingresaron a cada cuarto, ni de mi hijo de 8 años se salvó, no entiendo cómo pueden robar hasta ahí (…) De mi dormitorio sacaron mi tarjeta que estaba guardada con el código, por eso de inmediato llamamos al banco y hemos reportado para que no hagan ninguna transferencia o saquen mis ahorros de un cajero”, señaló el afectado.

El caso fue denunciado en la Policía, por lo que la FELCC se apersonó con su equipo de laboratorio al lugar, donde tomaron fotografías y colectaron pruebas como huellas, esto con el fin de identificar a los ladrones y luego estos sean aprehendidos.

“Esta vez por más que nos llamen, o amenacen nos vamos a retirar la denuncia, porque estamos cansados que sigan robando, esto no puede seguir pasando , sino hacemos nada no conseguiremos que los atrapen (…) Quiero pedir también a las autoridades que instalen cámaras por la zona, porque no existe ni una”, lamentó el denunciante.

Deja un comentario