“No tenemos respuesta con algunos medicamentos que le estamos poniendo a nuestro ganado” expresó un productor lechero de Padcaya.

(Roberto A. Barriga/El andaluz)

Antonio Montero, productor lechero de Padcaya, indicó que el 30% de la producción de leche se está viendo afectada por la Mastitis, una enfermedad que no permite la comercialización del producto.

“No tenemos respuesta con algunos medicamentos que le estamos poniendo a nuestro ganado” expresó.

Montero expresó que la empresa Pil esta saliendo a realizar muestreo y solicitan que les ayude a conseguir un laboratorio para que se pueda conseguir un mejor producto para la región.

Las vacas que se ven afectadas por esta enfermedad no dan leche apta para el consumo, por lo que los productores pierden la producción y afecta a la economía local.

Mastitis

La mastitis es una reacción inflamatoria de origen infeccioso, traumático o tóxico del tejido de la glándula mamaria. Es una de las enfermedades más frecuentes en las vacas lecheras y una de las más importantes de las que afectan a la industria láctea mundial.

Si no se trata, puede cronificarse incluso provocar un deterioro del estado del animal, que obligue a su sacrificio, o su muerte.

Los microorganismos patógenos responsables de la mastitis son bacterias (Estafilococos, Estreptococos, Coliformes) pero también pueden ocasionar problemas Mycoplasma, hongos y levaduras.

De una manera didáctica, la mastitis se puede subdividir en dos categorías (contagiosa y ambiental) según la fuente de la infección.

Los factores que predisponen a la enfermedad son: mala rutina de ordeño, un funcionamiento erróneo de la ordeñadora, la existencia de heridas en los pezones y la presencia de patógenos en el ambiente que rodea a las vacas.

El diagnóstico se puede establecer a partir de la sintomatología local (hinchazón de la ubre, dolor al tacto), la sintomatología general (fiebre, letargo, pérdida de apetito) y la epidemiología. En muchos casos se observa una reducción de la producción láctea.

El diagnóstico exacto se establece a partir de la identificación de la bacteria de un cultivo realizado a partir de una muestra de leche tomada en condiciones de asepsia. El diagnóstico de una mastitis subclínica se realiza a partir de la prueba de california, del recuento de las células somáticas y la bacteriología.

Deja un comentario