El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, anunció que se presentará un memorial ante la justicia para que se investigue a Jeanine Áñez, por la obtención de créditos presuntamente irregulares, teniente como garantes a Arturo Murillo y Rodrigo Méndez, ambos acusados de lavado de dinero en Estados Unidos.

Según explicó Del Castillo, Áñez obtuvo un crédito de 50 mil dólares en febrero del año pasado y, menos de un mes después, recibió un segundo crédito por otros 50 mil dólares. 

Señaló que “lo dudoso” de los créditos hipotecarios es que los garantes son Murillo y Méndez, el primero acusado de lavado de dinero y recibir soborno en la caso gases lacrimógenos, mientras que el segundo ya se declaró culpable en el proceso que se desarrolla en Estados Unidos. 

“Dicen que no tenía nada que ver en la compra de gases, pero para adquirir un inmueble ellos eran sus garantes”, observó Del Castillo.

El Ministro, además, recordó los decretos que Áñez aprobó para la adquisición de los agentes químicos y mencionó que los desembolsos para esa compra irregular coinciden en fecha con los créditos.   

Con esos elementos, aseveró que Áñez tuvo un grado de participación en el “saqueo” en este caso.  

“Hay que analizar los movimientos financieros de esta persona y hay que ver la participación o cuánto dinero le habría tocado la señora Jeanine Áñez por haber retirado de las arcas del Estado 5,6 millones (de dólares que era el contrato por los gases lacrimógenos”, planteó la autoridad.

Del Castillo insistió en que los créditos obtenidos por Áñez son irregulares, puesto que a toda persona se le pide garantía hipotecaria, pero la exmandataria tuvo la garantía de dos personas acusadas de lavado de dinero y soborno proveniente de la corrupción.

Deja un comentario