La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, anunció la tarde de este jueves que el Gobierno decidió retirar el cuestionado proyecto de ley contra ganancias ilícitas, porque la oposición lo utilizaba como una excusa para instalar la desinformación y sembrar temor entre los sectores populares.

“Pero nosotros venimos de sectores populares, nosotros somos un gobierno del pueblo y por supuesto siempre vamos a estar en sintonía con ese latir del corazón del pueblo boliviano, con sus preocupaciones, con sus temores y nunca iremos en contra de los intereses del pueblo boliviano”, aseguró.

Asimismo, reconoció “que hubo fallas en la socialización de este proyecto de ley (…) y lamentablemente frente a esa ausencia de información, se ha instalado en sectores de la población un temor absolutamente infundado, sembrado y promovido por grupos políticos con intereses que buscan la impunidad”.

“En este sentido, como Órgano Ejecutivo, escuchando al pueblo boliviano, escuchando sus preocupaciones, escuchando sus temores en relación a este proyecto de ley, hemos decidido retirarlo y eso es lo que queríamos informar al pueblo para no dar lugar en absoluto a que nos confronten entre bolivianos, para no dar lugar a la desestabilización y a la violencia”, insistió.

El 2 de julio, el presidente Luis Arce informó que mandó al Legislativo el proyecto de ley contra la legitimación de ganancias ilícitas, financiamiento del terrorismo y de la proliferación de armas de destrucción masiva o no convencionales.

La iniciativa legal fue aprobada el 17 de septiembre en la Cámara de Diputados y pasó al Senado para su tratamiento. Se suspendió su tratamiento porque empezaron a surgir una serie de cuestionamientos y amenazas de medidas de presión. De hecho, el pasado lunes se cumplió un paro cívico en contra de la iniciativa y para la próxima semana varios sectores sociales estaban alistando también una serie de medidas de presión.

Deja un comentario