Los asesinos llegaron el cinco de octubre desde la ciudad de La Paz, y el objetivo era matar a la víctima para luego enterrarla en un lugar descampado.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Surgen nuevos datos en el caso de tentativa de feminicidio en contra de una mujer, quien fue secuestrada el sábado en la noche en el barrio La Pampa por dos sicarios y su cuñado, los cuales junto a la autora  intelectual , quien es hermana de la víctima estan detenidos, pues planificaron el crimen hace dos semanas.

Sadíd Ávila, comandante departamental de la Policía en Tarija, explicó en conferencia de prensa el caso de secuestro y tentativa de feminicidio en contra de C.L. B, una mujer de 47 años de edad quien fue rescatada, pus iban a asesinarla dos sicarios, por un conflicto de herencia entre hermanas.

“La mujer, con domicilio ubicado en el barrio La Pampa de la ciudad de Tarija, recibió la noche del sábado la visita de Iván Ilardi Basán y Fernando Miguel Gutierrez García, los mismos que fueron contratados por su hermana para “quitar la vida a la víctima y deshacerse del cuerpo”, explicó el comandante.

Los hombres quienes portaban un arma de fuego maniataron y amordazaron a Clara con sogas y cintas de embalaje, le sustrajeron 3.050 bolivianos y las llaves de su vehículo, que posteriormente fue utilizado para transportar a la víctima -dentro del baúl- hasta donde sería su lecho de muerte.

Karla Lozano Barrientos, identificada como autora intelectual y hermana de Clara, había contratado quienes serían los verdugos de su hermana.  Los sujetos que arribaron a Tarija desde la ciudad de La Paz, el pasado 5 de octubre, y desde ese día estudiaron todos los movimientos de la víctima, mientras los gastos de alimentación y hospedaje en un alojamiento eran pagados por la autora intelectual.

El día del secuestro, estos sujetos   y el esposo de Karla fueron interceptados por efectivos policiales que efectuaban un control rutinario. Mientras realizaban el interrogatorio correspondiente escucharon un ruido en el baúl.

“La víctima pidió por ayuda ese momento, golpeó el interior del metal, por lo que de inmediato se hizo la requisa”, manifestó Ávila.

En el baúl, además de la víctima, se encontró un arma de fuego calibre 38, caja metálica con proyectiles, un pico y una pala para deshacerse del cuerpo, debido a un conflicto de herencia entre hermanas, el cual llevan hace unos meses.

Deja un comentario